40 AÑOS DE PRISIÓN POR MATAR A ESPOSA

Luego de siete meses en espera de su sentencia, un hombre originario de California fue condenado a 40 años de cárcel la tarde del miércoles, por mandar matar a su esposa en 2015.

Carl Lamb, de 29 años, fue encontrado culpable de conspiración para cometer un homicidio en octubre de 2016, luego de que un jurado determinara que el hombre había contratado a un ‘sicario’ para asesinar a su entonces esposa.

La sentencia no fue deliberada de manera inmediata, ya que la defensa pidió una ‘pausa’ para que familiares de Lamb que residen en California viajaran a esta frontera.

Lamb enfrentaba una condena de 25 años a cadena perpetua, por lo que Verónica Lerma su abogada defensora pedía la sentencia mínima mientras que el fiscal James Montoya solicitaba una condena de 60 años.

Tras escuchar los argumentos de ambas partes, el juez William Moody, a cargo de la Corte del Distrito 34 del Condado de El Paso decidió condenar a Lamb a 40 años tras las rejas.

Aunque no era la sentencia que habían solicitado, Montoya se dijo ‘satisfecho’ con la condena ya que Lamb pasará ‘un largo tiempo’ sin dañar a más personas.

‘Cuarenta años es una buena sentencia, sus crímenes en California nos demuestran que es una persona violenta, y aunque afortunadamente nadie murió en esta ocasión, eso era lo que Lamb buscaba’, dijo Montoya a El Diario de El Paso.

Mientras que Francisco Macías, abogado de la defensa dijo no estar de acuerdo con la sentencia y dio a entender que buscaría una apelación.

‘Un peligro para la comunidad’

Durante los argumentos finales, Montoya dijo al juez que Lamb era ‘sumamente’ peligroso y que estar en las calles representaba un ‘peligro’ para la comunidad.

‘Tiene un historial delictivo, ha estado dos veces en la cárcel por violencia contra sus parejas’, indicó Montoya.

Además el fiscal resaltó que Lamb era miembro de la pandilla ‘Bloods’, originaria de California y que no tenía ‘miedo’ a matar.

‘Él (Lamb) estaba seguro de lo que quería hacer. De no ser por la valentía de su compañero de celda que lo denunció, ahorita estaríamos hablando de un homicidio’, manifestó Montoya.

Por su parte, Lerma dijo que su cliente ‘hablaba mucho’, pero que su intención nunca fue hacerle daño a su esposa.

‘Ella no le tenía miedo, recibía sus llamadas cuando él estaba en la cárcel. Este caso le importaba tan poco que no quiso formar parte de él’, dijo Lerma.

A lo que Montoya contestó que si no le temía era porque no ‘tenía idea‘ de que desde la cárcel su marido estaba planeando matarla.

Los hechos

En febrero de 2015, Lamb fue detenido por violencia familiar y mientras estaba detenido, trató de contratar a un asesino a sueldo para que terminara con la vida de su pareja sentimental.

Lamb le ofreció al supuesto sicario, quien resultó ser un agente encubierto, 150 mil dólares que serían cobrados del seguro de vida de la mujer.