75 MUERTOS TRAS ATENTADO EN PAKISTÁN

Karachi— Un atacante suicida del Estado Islámico detonó sus explosivos ayer en un famoso templo sufí en Pakistán, lo que dejó al menos 75 muertos y unos 200 heridos en el peor atentado en el país en más de dos años.

El agresor ingresó al salón principal del templo de Lal Shahbaz Qalandar en la localidad de Sehwan y detonó sus explosivos en medio de decenas de feligreses, de acuerdo con tres funcionarios de seguridad, quienes dijeron que entre los muertos hay al menos 20 mujeres y nueve niños.

Los funcionarios hablaron a condición de guardar el anonimato porque no están autorizados a declarar a la prensa. Fazal Palejo, un alto funcionario de salud de la provincia de Sindh, confirmó la cifra de víctimas.

El grupo extremista Estado Islámico reivindicó el ataque en una declaración circulada por su agencia noticiosa Aamaq, donde dijo que había atacado “una congregación chií”. El grupo suní considera a los chiíes como apóstatas y ha atacado a la minoría chií en Pakistán previamente. Además, considera que los templos sufíes como el agredido ayer son una forma de idolatría.