ARGENTINO QUE ROMPIÓ LA CUARENTENA POR IR A UNA FIESTA Y CONTAGIÓ A MÁS DE 15 PERSONAS PODRÍA SER CONDENADO A 5 AÑOS DE CÁRCEL

La irresponsabilidad y la imprudencia pueden llegar a costarle muy caro a Eric Torales. La justicia argentina procesó al joven de 24 años por delito contra la salud pública y le impuso un embargo de 50 millones de pesos (un poco más de 747.000 dólares al día de hoy). 

Torales había regresado a Argentina el 13 de marzo tras un viaje a Estados Unidos, donde el coronavirus ya se estaba propagando a paso firme y constante. El joven debía quedarse aislado obligatoriamente durante 14 días, pero no lo hizo y fue a la fiesta donde celebraban los 15 años de su prima.

En el evento hubo casi 100 personas. Un día después fue a una clínica a consultar por síntomas compatibles con coronavirus, y quedó internado después de que el diagnóstico posterior confirmara que estaba infectado.

A la fiesta había asistido su abuelo de 78 años que falleció por covid-19 el 1 de abril. En total en la fiesta se contagiaron más de 15 personas, entre ellas la cumpleañera y la madre de Torales.

Al principio Torales fue acusado de homicidio culposo, pero después en el procesamiento el juez Barral lo acusó de cometer un delito contra la salud pública. 

El procesamiento, citado por TN, dice concretamente que Torales es “autor penalmente responsable del delito de propagación de enfermedad peligrosa y contagiosa culposa agravada por el resultado de enfermedad y muerte”. La condena podría ser de hasta cinco años de cárcel.

Share this...