ARRESTO DE VICTIMA DE VIOLENCIA CONMOCIONA

La detención, por parte de agentes federales de inmigración, de una mujer transgénero que fue al edificio del Condado de El Paso a solicitar una orden de protección en contra de un agresor ha conmocionado a funcionarios locales, que temen esto coarte las denuncias de violencia doméstica, por miedo a la deportación.

David Stout, comisionado del Condado, reprobó el actuar de los agentes de la Oficina de Aplicación de Leyes de Inmigración y Aduanas (ICE), diciendo que lo que se está haciendo es “proteger” al agresor y no a la víctima.

“Cuando me enteré que habían arrestado a una mujer que buscaba protección no lo podía creer, me parece algo de lo más bajo porque estamos hablando de una víctima de violencia que lo que quería era ayuda”, comentó Stout.

Stout agregó que esta acción va a crear una “gran desconfianza” de la gente hacia al condado ya que no se sentirán “seguros” dentro de un lugar donde se supone que tendrían que estarlo.

“Es horrible que ya no puedan tener la confianza de venir a la corte por protección, esto manda un mensaje de ‘ya no estamos seguros aquí’ y esto perjudica la relación de la comunidad inmigrante y las autoridades”, dijo Stout.

El comisionado agregó que esto abre la puerta a que los agresores sigan victimizando a más mujeres ya que ellas “preferían” soportar los abusos a ser deportadas.

Fuertes palabras contra Inmigración

De acuerdo con la declaración jurada del arresto, la mujer ya había sido deportada en seis ocasiones y en un incidente separado había firmado la deportación voluntaria a México.

Según los documentos el historial de la mujer incluye delitos como agresión, violencia doméstica, entre otros.

Pero sea quien sea la persona, si se presenta a pedir ayuda tras ser víctima de un delito, debe contar con garantías básicas, dijeron los funcionarios.

Stout comentó que en lugar de hacer la ciudad y el país entero más seguros, lo único que Inmigración federal consigue es que hombres “abusivos” sigan maltratando mujeres inmigrantes.

“Esto no hace más segura la ciudad. Es una porquería, lo que hacen es darle poder a los agresores, que pueden terminar hasta matando a sus víctimas”, expresó Stout.

De acuerdo con el comisionado esto va en contra de los valores de este país, que siempre se han preocupado por ayudar a las víctimas de violencia.

“Hay hasta una visa para las víctimas de violencia, esto (el arresto) va totalmente en contra de lo que estamos trabajando”, manifestó el funcionario.

Preocupa a activistas

Activistas preocupados por los derechos civiles también manifestaron su inconformidad ante lo sucedido el pasado 9 de febrero.

“Todos deben sentirse seguros al buscar ayuda de los tribunales cuando están sufriendo violencia domestica, sin importar su estatus migratorio”, dijo Mimi Marziani, directora ejecutiva del

Proyecto de Derechos Civiles de Texas.

Marziani manifestó que este tipo de arrestos harán las comunidades menos seguras ya que los miembros de la comunidad no van a denunciar los crímenes por “miedo”.

“Es una afrenta a la dignidad humana y a la justicia”, comentó la directora.

En respuesta a las acciones de ICE Marziani comentó su grupo civil “duplicara esfuerzos” para ayudar a todas las víctimas der abuso.

Relatan la detención

La Procuradora del Condado, Jo Anne Bernal, dijo en conferencia de prensa que la mujer que solo fue identificada como IG, había presentado tres denuncias sobre el supuesto abuso, y la más reciente se dio cuando su pareja la amenazó con un cuchillo.

Por lo que el pasado 9 de febrero, la mujer recibió una orden de protección antes de ser detenida por agentes de ICE en pleno edificio del Condado.

De acuerdo con Bernal un agente federal estaba dentro de la sala de audiencias y otro espera afuera de la misma y una vez terminado el procedimiento arrestaron a la mujer.

La víctima fue escoltada por los agentes hacia la salida del edificio donde finalmente fue puesta “bajo custodia” de las autoridades de inmigración.

Bernal asegura que la mujer fue arrestada, luego que presuntamente su agresor diera aviso a agentes de ICE que la mujer estaba ilegalmente en el país y que ese día estaría en la corte.

“Sospecho que su pareja fue quien la denuncio, ya que los agentes sabían exactamente donde estaría la mujer ese día”, comentó Bernal.

Verónica Escobar, juez y máxima autoridad del Condado, dijo que la comunidad de El Paso “documentada o indocumentada” siempre había tenido una buena relación con las autoridades y que este arresto la “preocupada” pues no sabe que va a pasar después del arresto.

Crece el temor

Tras la noticia, muchas víctimas han llamado a centros de ayuda para mujeres maltratadas ya que no saben si siguen estando “seguras al denunciar”.

Stephan Karr, directora ejecutiva del Centro Contra Violencia Sexual y Familiar de El Paso, dijo que ha recibido muchas llamadas de víctimas preocupadas.

“Les decimos que nosotros estamos para ayudarlos y que haremos todo lo que esté en nuestras manos para asegurarnos que este protegidos”, manifestó Karr.