ATACAN OTRA IGLESIA CON BOMBA MOLOTOV

Una bomba molotov fue lanzada al interior de la iglesia San Judas Tadeo, causando daños en ventanas y quemando parte del techo del templo, en el tercer ataque registrado desde mayo –bajo el mismo modus operandi– a instalaciones de la Diócesis Católica de El Paso.

“Podemos confirmar que ocurrió un acto de vandalismo con un artefacto incendiario, ocurrido en las primeras horas de la mañana del sábado 15 de junio”, informó a los medios la Diócesis. 

El incidente tuvo lugar motivó la movilización de cuerpos de emergencia y seguridad a la iglesia ubicada en el 4006 Hidden Way, en el oeste de ciudad.

Las primeras unidades del Departamento de Bomberos de El Paso (EPFD) en llegar al lugar, reportaron gruesas columnas de humo saliendo del templo católico.
 Después de controlar el fuego los investigadores de EPFD confirmaron que los cristales de una de las ventanas del santuario estaban rotos, en daño situado en el extremo sur del templo.

A la investigación se unieron efectivos del Departamento de Policía de El Paso (EPPD), así como agentes del Buró Federa de Investigaciones (FBI) quienes tomaron el caso con la reserva de considerarlo un crimen.

“En este mundo nuestro, cada creyente debe ser una chispa de luz, un centro de amor, un fermento vivificante para la masa; y lo será aún más a medida que, en lo más profundo de su ser, viva en comunión con Dios”, citó en un comunicado la Diócesis Católica de El Paso, parafraseando alPapa Juan XXIII, ante los hechos.

En el lugar se pudo observar una ventana vertical con dos cristales rotos, y uno de ellos con rastros del humo que salió del interior.

Dicha ventana se encuentra en el área cercana del altar principal de la iglesia, por ello es que se informó que la celebración de las próximas misas se llevarán a cabo en el Centro Comunitario de la parroquia.

“El interior de la iglesia sufrió daños menores por el humo. Debido a esos daños, las misas se llevarán a cabo en el centro comunitario, pero los horarios de las misas se mantendrán como se había programado previamente”, señaló la Diócesis Católica de El Paso.

Hechos de vandalismo    

El ataque con un artefacto incendiario a la Iglesia de San Judas Tadeo no es un caso aislado, ya que el pasado 7 de mayo se atentó de la misma forma contra las instalaciones de la Iglesia St Matthew, mientras que el 12 de ese mes sucedió lo mismo en la Catedral de San Patricio en El Paso.

Dichos incidentes fueron catalogados como actos de vandalismo por el obispo Mark Seitz, quien tras tales acontecimientos ofreció una conferencia de prensa.

“Podemos confirmar que ha habido actos de vandalismo que ocurrieron en la iglesia Saint Matthews y en la Catedral de San Patricio”, dijo Seitz sobre los actos que se dieron el mes pasado.

El primer ataque se llevó a cabo en las instalaciones del templo ubicado en el 400 West Sunset, en el Oeste de El Paso, durante la noche del martes 7 de mayo.

Posteriormente, el domingo 12 de mayo se reportó la presencia de un individuo que lanzó a la Catedral de San Patricio lo que se presume como una botella encendida con combustible, mejor conocida como bomba molotov.

Trascendió que en el segundo caso el artefacto daño la ventana de la catedral, pero rebotó y explotó en el exterior, sin causar mayores daños al recinto.

“Fue el lunes 13 de mayo cuando notificamos de estos eventos a los pastores y a los administradores (de las iglesias pertenecientes a la Diócesis Católica de El Paso), para que realizaran una vigilancia especial”, dijo el obispo paseño.

Seitz dio a conocer a los medios un plan de contingencia que comprende las políticas de seguridad y procedimientos adoptados por la Diócesis de El Paso.

En estos lineamientos se estipula lo que los feligreses deben de hacer en caso de la presencia de tiradores activos, amenazas de bomba, emergencia por incendios, evacuaciones, accidentes en la propiedad, emergencias médicas y actividades sospechosas.

“Pedimos a las parroquias la creación de comités para estar atentos a estos casos, pero siempre con la intención de informar a las autoridades sobre actividades de este tipo”, sostuvo Seitz.

El obispo de El Paso reiteró que la seguridad de los fieles es una de sus principales preocupaciones, y que si acaso se cuenta con alguna información relativa a estos hechos, o sobre otras actividades sospechosas, que se de parte al Departamento de Policía de El Paso, o a la línea de emergencia del Buró Federal de Investigaciones (FBI).

“Haremos lo que esté en nuestro poder para mantener seguros nuestros santuarios para la grey católica, para que puedan profesar su fe sin miedo”, subrayó el prelado.

“Pedimos de nuevo a los feligreses católicos que por favor se mantengan vigilantes y atentos ante cualquier actividad sospechosa, tanto dentro como alrededor de nuestras parroquias.

Cualquier persona con información referente a los actos de vandalismo puede llamar al Departamento de Policía de El Paso al número (915) 566-8477, al Buró Federal de Investigaciones (FBI) al (915)832-5000, o al número de emergencia 911.

Share this...
Messenger icon
Send message via your Messenger App