BETO O’ROURKE DA PÉSAME EN JUÁREZ

El precandidato a la Presidencia de Estados Unidos, Beto O’Rourke, 

acudió ayer al servicio fúnebre de Iván Filiberto Manzano, uno de los juarenses que perdió la vida en el tiroteo registrado el pasado sábado en El Paso, Texas.

También sostuvo un encuentro con el gobernador del estado, Javier Corral Jurado, y con el alcalde, Armando Cabada Alvídrez. Negó el político estadounidense utilizar la tragedia con fines político-electorales.

O’Rourke arribó a la capilla Perches de esta ciudad para dar el pésame a la familia y  permaneció en el interior durante más de media hora. Al salir expresó que este acontecimiento enluta a ambas ciudades que son una sola comunidad.

“Vine para darle el pésame a la familia y a la comunidad. También a sus amigos aquí. Vine para estar en este momento tan difícil, para demostrar que somos una comunidad Ciudad Juárez y El Paso y todos estamos con la familia Manzano y cada familia de cada víctima en este momento”, expresó.

Beto fue recibido por la familia de Iván luego de que también había visitado a los seres queridos de las víctimas en El Paso, Texas.

Al ser cuestionado, descartó que la tragedia ocurrida en El Paso sea usada por él para fines políticos como ha sido señalado por sus opositores republicanos.

Justificó que es originario de El Paso y que él y su esposa están criando a sus hijos en esa ciudad fronteriza.

“Estoy aquí porque soy parte de la comunidad. Nací aquí en El Paso, crecí aquí. Mi esposa y yo estamos criando a nuestros hijos aquí en la frontera. Ciudad Juárez es parte de nuestra comunidad y yo quiero ofrecer mi pésame, mi ayuda, mi apoyo a las familias, a la comunidad”.

“También yo quiero compartir el mensaje al país de los Estados Unidos que tenemos algo muy especial aquí y no necesitamos tener miedo de la frontera, de migrantes, de la comunidad hispana. Yo pienso que somos el ejemplo para un país tan dividido en este momento”, mencionó.

En cuanto a la visita del presidente Donald Trump, la cual se realizó el pasado miércoles, dijo que prefiere no enfocarse en él sino en ofrecer una alternativa contra el racismo, el odio y el terrorismo, por lo cual quiere compartir todas las historias de las familias de las víctimas.

“En este momento tan difícil es muy importante demostrar quiénes somos, que no tenemos miedo y que no vamos a cambiar y continuaremos en esta relación muy especial entre Juárez y El Paso”, mencionó.

O’Rourke cruzó ayer la frontera por el puente Santa Fe. Destacó al llegar a Juárez que esta ciudad y El Paso son la comunidad más grande de América, una comunidad con mucho orgullo y también mucho dolor en este momento”.

“Trump no ayudó a nadie cuando estaba aquí, y habló sólo sobre Trump y en este momento yo pienso que necesitamos enfocarnos en las familias, en las comunidades, en Juárez, en El Paso, y en la oportunidad de mejorar la situación”, afirmó.

O’Rourke lamentó que el republicano “odie y tenga tanto racismo contra los mexicanos, México, la frontera, y comunidades como El Paso”, cuando lo que se necesita es respeto y seguridad.

Sobre la venta legal de armas en Estados Unidos dijo que no se deben comprar sin revisión, y que no pueden pasar las armas de un lado de la frontera a otro, como ocurre de Estados Unidos a México.

El demócrata habló además de cambiar la política para poder reducir este nivel de violencia y de odio que existe actualmente contra los migrantes, luego de que 18 de las 22 víctimas eran de origen hispano, ocho de ellas mexicanas.

O’Rourke estuvo también en las oficinas del Gobierno estatal en Ciudad Juárez donde dio sus condolencias al gobernador Corral y el alcalde Cabada.  

Share this...
Messenger icon
Send message via your Messenger App