BORDER PATROL DEFIENDE LA DETENCIÓN DE NIÑOS EN CLINT

Clint— “Hirientes”: así describió Aaron Hull, jefe de la Patrulla Fronteriza (USBP) Sector El Paso, los comentarios hechos la semana pasada en relación con las condiciones en las que se encontraban los niños migrantes en la Estación de USBP en Clint, Texas, ubicada a escasos minutos de la zona metropolitana de El Paso.

Por primera vez en la historia la Estación de la Patrulla Fronteriza en Clint fue abierta a los medios de comunicación –pero sin cámaras o dispositivos electrónicos–, con la intención de dar a conocer realmente las condiciones en las que más de una centena de niños migrantes sin compañía son detenidos al cruzar la frontera.

Aunque no fue permitido interactuar con los menores, la mayoría de ellos sonrió a los periodistas y se mostraron contentos de ver caras nuevas.

La estación no es un centro de detención, no es un centro de procesamiento, es una estación de operaciones de USBP que ha tenido que acondicionar sus instalaciones para brindar protección y necesidades básicas a la oleada de menores que llegan sin compañía a esta frontera, declaró Hull.

De acuerdo con datos de USBP, son 117 niños sin compañía los que se encuentran bajo custodia de la agencia. La estación cuenta con un pequeño centro de detención con capacidad para cien individuos.

La cifra de menores solos en Clint alcanzó su punto máximo hace un mes y medio, llegando a retener a casi 700 menores en la estación, según estimó Matthew Harris, director de la Estación de USBP en Clint.

El edificio de USBP en Clint es uno de los más nuevos del país. Cuenta con instalaciones modernas y con circuitos de seguridad de vanguardia. El lugar huele bien, se encuentra limpio y apropiado para una estancia básica.

La estación fue construida a finales del 2012 e inició operaciones en el 2013. Cuenta con una capacidad para 106 detenidos.

Cuando una persona es detenida por USBP cerca de la zona, es llevada a esta estación y normalmente es retenida de 8 a 72 horas para luego ser canalizada a otra agencia según sea el caso, declaró Harris.

El día a día de los niños

Al momento, los menores bajo custodia son clasificados por Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) como UAC (Unacompanied Alien Children), y oscilan en edades desde 10 meses hasta 16 años.

Son retenidos en nueve celdas con capacidad diferente. Similar a las operaciones en el centro de detención que cerró en diciembre del año pasado en Tornillo, Texas, los varones son separados de las niñas.

Cuentan con baños, aire acondicionado, duchas, una pequeña área recreativa con una canasta de basquetbol, televisión e incluso una consola de videojuegos.

Además se les brinda jabón, pasta de dientes, ropa limpia, papel higiénico, entre otras cosas que se habían declarado como inexistentes por inspectores del Gobierno federal.

Cada día reciben sus tres comidas y dos snacks entre cada una. Eran visibles pilas de comida en los pasillos de la estación, tales como cajas de sopas instantáneas, barras de cereal, jugos, galletas, avena, entre otros bocadillos.

“Esto se supone que no debería estar aquí, pero nos hemos que tenido que acondicionar, por eso se instalaron refrigeradores, congeladores, gabinetes de comida e incluso un cuarto de lavado”, declaró Harris a la veintena de periodistas que recorría el lugar.

Las niñas están separadas de los varones; sin embargo, en las celdas de las mujeres hay uno que otro niño pequeño, quienes suelen ser sus hermanos o incluso sus hijos.

En el lado de los varones se encuentran alrededor de veinte literas, y en cada una se pueden acostar tres menores separados. “Normalmente en este espacio caben hasta 200 individuos a la hora de dormir, pero en el día no. Tuvimos que acondicionar esta zona para poder darle refugio a los niños”, comentó Harris.

Los niños varones son retenidos en una zona tipo ‘garage’ de vehículos. Ahí cuentan con camas, baños y duchas cerca; una televisión, una consola de videojuegos, hay un refrigerador e incluso cuentan con un balón de futbol soccer.

Cuesta miles de dólares al Gobierno

Cerca de la zona de los varones se encuentra una pequeña bodega donde se almacenan todos los artículos de limpieza personal, ropa interior, biberones, fórmula, pañales e incluso sillas infantiles para auto, que son necesarias para el trato de los menores.

Según datos de USBP cada día se gastan alrededor de 4 mil dólares para albergar menores en esta estación en Clint. Antes del presente año fiscal, el gasto ascendía únicamente a mil dólares diarios.

“El incremento es significativo comparado con otros años”, dijo Harris. Agregó que el Sector de El Paso gasta 61 mil dólares diarios para atender las necesidades básicas de la presente crisis humanitaria.

Por su parte, Hull estimó que poco más del 50 por ciento del personal de la agencia fronteriza se ocupa principalmente de los migrantes en centros y estaciones, delegando sus funciones de oficiales en la frontera.

“Hemos urgido al Congreso, al Senado, a la administración, pero este sitio está limitado de espacio, de personal y de fondos… es nuestro máximo”, dijo Hull.

En custodia por más de 72 horas es ilegal

Según las leyes constitucionales de los Estados Unidos, un menor de edad migrante no puede permanecer bajo custodia de USBP por más de 72 horas, sin embargo, Harris dijo que se han retenido menores hasta por 30 días.

“Es por enfermedad, tenemos que ser muy cautelosos en ese aspecto, hemos puesto en cuarentena a menores por influenza o alguna otra enfermedad como varicela e incluso por pediculosis, es cuando se han quedado con nosotros por más tiempo”, dijo Harris.

La agencia dijo que el espacio, el personal y los fondos son sumamente limitados, pero que aun así se ha acondicionado la estación con la intención de brindar el mejor cuidado posible para los menores migrantes.

La semana pasada salió a la luz una serie de noticias en que abogados inspectores calificaron de ‘insalubres y deplorables’ las condiciones con las que son retenidos los menores en esta estación, a solo 20 millas de El Paso.

“Hirientes, así recibo esos comentarios, tenemos agentes que arriesgan su vida, matrimonio, familia por su trabajo, dan todo lo posible y hacemos lo mejor que podemos”, expresó el jefe de la USBP.

Van para abajo los números

Apoyados por el Departamento de Servicios Humanos (HHS) y por la delegación de la ORR (Oficina de Reasentamiento de Refugiados), la estación cuenta con algunos auxiliares que apoyan a los agentes en la labor de ‘niñera’.

En una semana CBP ha pasado de recibir 2 mil 600 niños migrantes a menos de mil en la frontera y en los puertos de entrada del Sector de El Paso.

Sin embargo, hay detalles que no encajan. El martes el comisionado interino de CBP informó su renuncia en medio de la indignación por el trato de su agencia a los niños inmigrantes detenidos.

John Sanders declaró a empleados de CBP que su retiro de la agencia se daría formalmente el 5 de julio.

Antes de su renuncia, Sanders presionó al Congreso para que se pasaran 4.5 mil millones de dólares en fondos humanitarios.

Share this...
Messenger icon
Send message via your Messenger App