CÁRTELES IMPONEN CONTROL ADUANERO EN TAMAULIPAS

Nuevo Laredo, Tamaulipas─ El crimen organizado, que desde hace años controla el tráfico de droga, armas y mercancía ilegal en las aduanas fronterizas de Tamaulipas, ya amplió sus operaciones y ahora tiene un nuevo botín: vehículos y maquinaria importados.

Con elementos infiltrados en las aduanas, los cárteles se han apoderado en las últimas semanas de equipo a importar o fabricando “aseguramientos” presuntamente para revisar las unidades, en especial lanchas, autos, cuatrimotos, tractores, retroexcavadoras, motoconformadoras, tractores para podar y tractocamiones vacíos.

Fuentes consultadas explicaron que las bandas, con la tolerancia o complicidad de funcionarios del SAT, en los últimos meses comenzaron a hacer imposible la importación de estos equipos, maquinaria y vehículos.

Primero empezaron a cobrar un tributo extra a las empresas adquirientes y luego abiertamente quedándose con las unidades cuando se pretendía pagar impuestos.

“En Reynosa y Nuevo Laredo, agencias aduanales optan por no realizar estos trámites”, dijo un entrevistado.

El proceso de importación de maquinaria generalmente se hace a través de agencias aduanales, que son las empresas o despachos especializados en importación y exportación de mercancías autorizados por Hacienda.

Otra fuente señaló que, aunque la maquinaria reúna los requisitos legales, pedimentos de importación y pago de aranceles, los funcionarios del SAT solapan que los operadores de los cárteles bloqueen el ingreso de las mercancías hasta que haya una “negociación”.

“Es un chantaje tal cual”, indicó. “Si una persona o una empresa ya pagó sus impuestos para la importación de sus vehículos o equipos, tiene que pagar un extra para la estructura de corrupción”.

Un comerciante de Nuevo Laredo detalló el caso de una agencia importadora con muchos años en el negocio.

“El agente aduanal tuvo un detalle fuerte con los del otro bando (una banda criminal), ya que importó una lancha con su remolque y se lo quitaron en Nuevo Laredo.

“El modo de operar de esta gente (los cárteles) acaba de cambiar, y ahora ya no sólo son carros y motos: ahora se apoderaron de lanchas, remolques y cajas de tráiler”.

Esa empresa aduanal, agregó, paró por ahora ese tipo de importaciones para evitar “problemas fuertes”.

Otra fuente dijo que, si los importadores se niegan a una revisión, los operadores del narco le dan larga a la “liberación” del vehículo o la maquinaria y amenazan con quemar las unidades.