CEDH: AUMENTÓ 90% TORTURA POLICÍACA EN DOS AÑOS

El 26 de junio es considerado el Día Internacional en Apoyo a las Víctimas de Tortura, donde a nivel internacional se busca erradicar esta práctica, pero pese a los esfuerzos el número de denuncias sigue incrementado conforme al paso de los años, ya que sólo en el estado de Chihuahua de 88 casos que se registraron en el 2017, para el año 2019 la cifra llegó a los 168.

El presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH), Néstor Armendáriz Loya, dijo que el caso de la tortura es un tema que debería desaparecer en las corporaciones de seguridad, ya que al ser considerada una práctica ilegal, vulnera los derechos humanos de las personas que son víctimas de ésta.

El organismo derechohumanista registró un total de 88 quejas durante el año 2017; 125 en el año 2018; 168 en el año 2019 y para el corte al 26 de junio de 2020 se tiene un registro de 42 quejas que se han presentado por el delito de tortura, lo que ha marcado una tendencia a la alta dentro de la comparativa estatal.

Néstor Armendáriz consideró que los casos de tortura en el estado se mantiene en una tendencia a la alta, ya que se ha registrado un incremento de 2017 al 2019, mientras que en el 2020 la cifra ronda en los 42 casos, que representa una disminución en las cifras, pero que podría estar ligada al tema del confinamiento y aislamiento que inició desde el mes de marzo.

En lo que va del año, comentó que de las 42 quejas que existen en el estado por actos considerados como tortura, 26 de ellos son en contra de elementos de la Secretaría de Seguridad de Juárez; 13 de ellos contra elementos de la Fiscalía General del estado y 2 más en contra de la Comisión Estatal de Seguridad, así como uno o dos casos más en otras corporaciones municipales de seguridad.

Explicó que en el tema del Ejército Mexicano se han recibido varias quejas, sin embargo, por ser de índole federal éstas se turnaron a la Comisión Nacional de Derechos Humanos, quienes se harán cargo de las recomendaciones necesarias y de las intervenciones para resolver si existe o no el caso de tortura en esta dependencia.

“Estamos trabajando en los casos, debemos seguir los pasos, nosotros recibimos el informe de la autoridad responsable, una vez que recibimos le dan vista al quejoso para que manifieste lo que convenga, valoramos médica y sicológicamente para determinar si existen elementos, si hay trato cruel”, explicó el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

Dice que luego de recabar evidencia, certificados médicos y todo lo necesario para determinar que hubo o no tortura en contra del quejoso, después se da vista a la autoridad competente, a quien se le emite una serie de recomendaciones para reparar el daño y terminar con este tipo de prácticas al interior de la corporación.

Néstor Armendáriz comentó que en algunas ocasiones la tortura se confunde con el uso de la fuerza pública, donde los elementos de seguridad hacen uso de la fuerza excesiva para realizar detenciones, lo cual también es un abuso, pero no se compara con el tema de la tortura.

Dijo que comúnmente las quejas que se reciben ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos, por tema de tortura, están relacionadas con algunos métodos de agresión para obtener información y otras medidas con las que buscan los elementos de seguridad continuar con sus labores de investigación.

“Nosotros emitimos recomendación al acreditarse violación a los derechos humanos y se buscan tres cosas, que se repare el daño que puede ser tratamiento médico, reembolso de gastos médicos y puede tener un impacto en la sentencia que eso ya es responsabilidad del abogado, porque nosotros no podemos intervenir en los procesos penales”, explicó.

Cifras de tortura en el estado de Chihuahua

2017: 88 quejas por tortura

2018: 125 quejas

2019: 168 quejas

2020: 42

Fuente: Comisión Estatal de Derechos Humanos

Share this...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *