CÓMO WUHAN LOGRÓ REALIZAR PRUEBAS DE COVID-19 A CASI 10 MILLONES DE PERSONAS EN MENOS DE 3 SEMANAS

Entre el 14 de mayo y el 1 de junio, la ciudad china de Wuhan, considerada el epicentro del brote de covid-19, realizó pruebas generalizadas a la población. En total, de aproximadamente 11 millones de habitantes, 9.899.828 se sometieron a test de la enfermedad, lo que ayudó a las autoridades a detectar a 300 pacientes asintomáticos. Este miércoles, las autoridades locales explicaron cómo lograron hacer tal cantidad de pruebas en tan solo 19 días.

Según el director general adjunto del Centro Chino de Control y Prevención de Enfermedades (CCDC, por sus siglas en inglés), Feng Zijian, si se pudieron realizar tantos análisis en tan poco tiempo fue gracias al novedoso método de pruebas en grupo, que permite mezclar cinco muestras en un solo test. Con esta técnica, solo es necesario realizar test separados cuando una mezcla da positivo al virus, lo que permite ahorrar mucho tiempo, explicó Feng.

“Ese método aceleró enormemente el proceso de detección y mejoró la eficacia”, afirmó el médico a CGTN, y reiteró que  “la ratio relativamente óptima” de muestras que se pueden mezclar fue descubierta empíricamente antes del inicio de las pruebas generalizadas. De los casi 10 millones de personas a las que se les hicieron las pruebas, solo 35.961 tuvieron que repetirlas, indicó.

Otro rasgo importante fue el gran número de personal, equipos e instituciones médicas que participaron en la campaña, señaló Feng. En total, fueron movilizadas 63 agencias de pruebasdijo a Xinhua el director adjunto de la Comisión Municipal de Salud de Wuhan, Wang Weihua.

Sin embargo, incluso con la combinación de esos dos factores, someter a pruebas a tal cantidad de población fue una tarea difícil, comentó Feng, que añade que el plazo inicial de realización de test era aún más ajustado, de solo 10 días.

Paralelamente a analizar las muestras de la población, los médicos hicieron 2.314 test de agua y de superficies de medios de transporte y lugares públicos de la ciudad.

La realización de las pruebas, voluntarias y gratuitas, costó unos 126 millones de dólares del erario público de Wuhan. Sin embargo, el vicealcalde de la ciudad, Hu Yabo, asegura que pese a su alto costo la campaña “mereció totalmente la pena. “Después de las pruebas en toda la ciudad, los habitantes de Wuhan, que hicieron un gran sacrificio durante el cierre de la ciudad, también levantarán su cierre psicológico”, cita al funcionario Xinhua.

Share this...