COMUNIDAD CHINA EN EL PASO, SORPRENDIDOS POR CORONAVIRUS

El brote de coronavirus –procedente de China–, que ha cobrado decenas de muerte a nivel mundial, ha tenido un impacto indirecto en la comunidad oriental radicada en la ciudad de El Paso.

La tradicional celebración del Año Nuevo Chino en la Grace Chinese Baptist Church, ubicada sobre la calle Stanton, ha sido cancelada, como una precaución extra para evitar un posible contagio en esta comunidad.

El Año de la Rata, que comienza este 25 de enero y terminará el 11 de febrero de 2021 según el calendario gregoriano, no será conmemorado por el grupo cristiano, debido a que una gran parte de sus feligreses acaban de regresar de China.

“Esta iglesia está constituida en su mayoría por chinos y la mayoría viene de China”, señaló el pastor bautista Patrick Shing.

Precisó que algunos de los miembros de la congregación son estudiantes o profesores en la Universidad de Texas en El Paso (UTEP), los cuales han regresado de vacaciones en el Lejano Oriente porque el brote coincidió con el inicio del semestre de primavera en la máxima casa de estudios a nivel local.

“Durante la temporada de fiestas decembrinas algunos fueron de vuelta a China a visitar a sus familias y ahora UTEP acaba de comenzar hace unos días, así que acaban de regresar”, dijo Shing. 

China reportó el sábado un fuerte aumento en el número de personas infectadas con el nuevo virus: mil 287 casos, con 41 fallecimientos, mientras ampliaba una cuarentena para abarcar a 36 millones de personas y erigía un hospital prefabricado con mil camas para la atención de la epidemia.

La Comisión Nacional de Salud dijo que el conteo abarca 29 provincias chinas e incluye 237 enfermos en condición grave. Los 41 decesos han sido todos en China, de los cuales 39 se registraron en la provincia de Hubei, uno en Hebei y uno en Heilongjiang.

Para las autoridades de Salud de El Paso, no obstante, no existe un peligro grave de contagio de coronavirus en esta ciudad, toda vez que no hay vuelos aéreos directos entre algún punto de China y esta ciudad.

Esa situación sirve de ayuda, ya que todos los pasajeros que llegan de China a Estados Unidos son revisados al entrar al país por elementos de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC), con sede en Atlanta.

Indagan un segundo caso en Texas

Funcionarios estatales de salud están investigando si un estudiante de la Universidad de Baylor tiene el segundo caso sospechoso en Texas de un coronavirus mortal que mató al menos a 25 personas en el extranjero y causó el cierre de una ciudad en China.

El estudiante, que viajó a China a principios de este año, está siendo monitoreado por funcionarios de salud y está aislado en una habitación en el campus de Baylor, según un comunicado de la universidad.

El primer paciente sospechoso era un estudiante no identificado en la Universidad de Texas A&M que viajó desde Wuhan, China, donde se originó el virus, dijo el Dr. Eric Wilke, un funcionario de salud del condado de Brazos, en una conferencia de prensa el jueves.

Ese paciente está aislado en su hogar en el condado de Brazos mientras se completan las pruebas de precaución. Wilke no confirmó si el estudiante vive en una vivienda en el campus, pero dijo que el estudiante parece estar mejorando.

Las muestras de ambos pacientes fueron enviadas a las oficinas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades en Atlanta para su análisis.

Se esperan resultados para el estudiante de Texas A&M durante el fin de semana o el lunes, dijo Wilke. Si se confirma el virus, el siguiente paso sería rastrear el rastro de contacto del paciente para ver quién más podría haber estado expuesto.

Según los CDC, el virus produce síntomas similares a los de la gripe, como fiebre, tos, falta de aliento y dolor de garganta.

Los CDC confirmaron el martes que el primer caso conocido de coronavirus en los Estados Unidos se identificó en el estado de Washington. El viernes, se identificó otro caso confirmado en Chicago. Ambas personas diagnosticadas viajaron recientemente desde Wuhan.

Cientos de vuelos desde el aeropuerto de Wuhan se cancelaron esta semana y las autoridades estadounidenses planean enrutar vuelos desde la región a uno de los cinco aeropuertos estadounidenses donde los pasajeros pueden ser examinados para detectar el virus, informó The Washington Post el jueves por la noche.

Al menos cinco ciudades en China han sido bloqueadas, con aeropuertos, autobuses y trenes subterráneos suspendidos en un esfuerzo por contener el brote, según informes de los medios. 

Share this...