DEBEN SUPRIMIRSE EXÁMENES PARA UNIVERSIDADES: LÓPEZ OBRADOR

Considera que los exámenes de admisión deben eliminarse para garantizar el derecho a la educación


UNAM, Examen de ingreso, Licenciatura, Bachillerato, Universidades, Gobierno de México, Andrés Manuel López Obrador, Educación, Constitución
Afirman los candidatos a la rectoría de la UNAM que la propuesta de cancelar el examen de ingreso no es viable para la Universidad.

El examen de admisión a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) debe eliminarse y no mantenerse como filtro de acceso, como señalan los candidatos a dirigir la máxima casa de estudios, aseguró el presidente Andrés Manuel López Obrador.

A la fecha, el ingreso a la UNAM se hace mayoritariamente a través del examen al bachillerato, en el que participa junto con otras siete instituciones radicadas en la Zona Metropolitana del Valle de México, mediante el concurso de asignación que organiza la Comisión Metropolitana de Instituciones Públicas de Educación Media Superior (Comipems).

“Yo no estoy por los exámenes de admisión, yo pienso que todos tienen que tener la oportunidad de estudiar y que, incluso si llegan con rezagos, que haya un periodo de actualización, de mejora educativa para que puedan estudiar; pero no rechazar, no estoy por esa política de rechazo”, expuso el presidente López Obrador.

Excélsior publicó ayer que los tres aspirantes a la Rectoría de la UNAM señalan que se debe mantener el examen de admisión, entre ellos el actual rector, Enrique Graue Wiechers.

El titular del Ejecutivo sostuvo que su postura es eliminar el examen de acceso a las universidades públicas del país y llegar a una política de cero rechazo de aspirantes.

“Lo ideal es que todos los que quieran ingresar a la universidad puedan hacerlo y que se supriman los exámenes de admisión, que se garantice el derecho a la educación. La educación no es un privilegio, es un derecho del pueblo”, puntualizó el mandatario.

Agregó que es “mil veces mejor tener a un joven estudiando que tenerlos en la calle”

El Presidente insistió en que el acceso de todos los estudiantes a la universidad podría generar condiciones de igualdad, sin embargo, reconoció que el rector Graue demostró con estadísticas que el acceso a la UNAM mediante el examen de ingreso desde el bachillerato genera un espectro social y económico homogéneo.

“Son como 250 mil estudiantes y me decía, con mucha satisfacción, que 60% de los que estudian en la UNAM eran estudiantes de familias pobres, mientras en el resto de las universidades públicas del país sólo 35% eran estudiantes de familias pobres”, puntualizó.

El titular del Ejecutivo insistió en que hacer masivo el ingreso a las universidades no estaría contrapuesto con la excelencia académica.

La propuesta de crear 100 planteles de la Universidad Benito Juárez en las zonas más marginadas del país sigue avanzando, comentó.

Share this...