BETO O’ROURKE ANUNCIA CANDIDATURA PRESIDENCIAL

Después de meses de una intensa especulación, el demócrata Beto O’Rourke le comentó a la televisora KTSM de El Paso, a través de un mensaje de texto que le envió este miércoles, que se va a postular para la Presidencia de Estados Unidos en el 2020, según reportó ese medio de comunicación.

O’Rourke acaparó la atención nacional en el 2018 al desafiar al senador republicano Ted Cruz. Realizó una implacable campaña, visitó los 254 condados del estado y arrasó con el récord de recaudación de fondos para su campaña al Senado, logrando un ejército de pequeños donadores y rechazando dinero de los comités de acción política.

La televisora de El Paso dio a conocer que el jueves por la mañana anunciará públicamente su postulación presidencial. Sin embargo, Chris Evans, portavoz de O’Rourke, comentó que “no puede confirmar” el reporte de KTSM.

“Me siento realmente orgulloso de lo que ha hecho El Paso y lo que representa”, comentó O’Rourke en el mensaje de texto que envió a la televisora.  

“Es una de las principales razones por las que me estoy postulando. Esta ciudad es el mejor ejemplo de lo mejor de este país”, agregó.

El anuncio de la televisora ocurrió la víspera del primer viaje que hizo O’Rourke a Iowa desde que surgió como un contendiente potencial a la Casa Blanca. Se espera que visite la parte este del lugar donde se realiza la primera designación estatal de candidatos del país en los próximos tres días.

Aunque en las últimas semanas O’Rourke había guardado silencio acerca de su decisión para el 2020, cada vez quedaba más claro que se estaba preparando para participar.

Reactivó su lista de correo electrónico de su campaña al Senado, empezó a trabajar con personas talentosas en Iowa y este miércoles por la tarde su equipo le envió un correo electrónico a los voluntarios que participaron en su postulación al Senado, pidiéndoles que lo ayudaran a enviar mensajes de texto hoy por la mañana.

Luego, en un perfil de la revista Vanity Fair que se publicó este miércoles por la tarde, O’Rourke dio la impresión de que había tomado una decisión. Le comentó a la revista:  “Probablemente me van a decir que deseo postularme, y es cierto, creo que puedo hacer un buen papel”.

En noviembre O’Rourke no pudo derrotar a Cruz pero sí logró estar a la altura de las expectativas, ya que perdió por menos de 3 puntos porcentuales. Y debido a que O’Rourke encabezó las boletas en Texas, los demócratas lograron avances significativos en las elecciones del 2018, y recuperaron dos curules en el Congreso, dos en el Senado estatal y una docena en la Cámara de Texas.

Aun antes de la elección al Senado, O’Rourke fue considerado como un posible candidato presidencial. Durante la competencia prometió que no se postularía en el 2020, pero se retractó poco después de la elección, generando meses de intensa especulación acerca de sus planes.

Mientras consideraba competir por la Casa Blanca, dos grupos denominados “Elijan a Beto” aparecieron y se pusieron a trabajar creando una fundación para él en los estados que tienen votaciones tempranas.

Para tratar de deshacerse de la depresión postelectoral O’Rourke realizó un viaje solitario por Texas, deteniéndose en pequeñas poblaciones del suroeste y comentando en un blog sus experiencias.

Volvió a aparecer a principios de febrero, al acudir a la ciudad de Nueva York para una entrevista con la magnate de los medios de comunicación Oprah Winfrey: reveló que al final del mes tomaría una decisión sobre sus planes para el 2020.

Después de la entrevista con Oprah, O’Rourke siguió aumentando la especulación para el 2020, encabezando un contramitin cuando el presidente Donald Trump visitó El Paso a principios de febrero para conseguir apoyo para el muro fronterizo, que desde hace tiempo desea construir.

Al hablar ante miles de personas, O’Rourke argumentó que las barreras fuerzan a los inmigrantes a cruzar a Estados Unidos a través de lugares más remotos y partes peligrosas de la frontera.

“Sabemos que los muros no salvan vidas”, dijo O’Rourke. “Los muros acaban con la vida”.

Más o menos al mismo tiempo, O’Rourke realizó otro viaje fuera de Texas, visitando Wisconsin e Illinois.

“Vine a este lugar sin mucha agenda, sólo para escucharlos”, le comentó O’Rourke a estudiantes universitarios de Madison, de acuerdo con los reportes de los medios de comunicación.

Debido a que estaba próxima la fecha límite que se fijó para finales del mes, O’Rourke siguió manteniendo abiertas sus opciones.En un evento que se efectuó a mediados de febrero, en donde fue nombrado El Paseño del Año, no descartó tomar un camino diferente en el 2020, como competir contra el senador republicano de Texas, John Cornyn.

Sin embargo, el 27 de febrero O’Rourke reveló que iba a eludir otra postulación al Senado de Estados Unidos y mencionó que iba a dar más noticias.

“No voy a dar una fecha pero espero poder decir algo muy pronto”, le comentó a The Texas Tribune. “Quiero anunciárselo a todos al mismo tiempo”.

Este ha sido un ascenso notable para O’Rourke, poco conocido en el estado –y también a nivel nacional– antes de su postulación al Senado. Aun su campaña del 2018 pasó desapercibida durante un año hasta finales del verano del 2018, cuando se hizo viral un video en donde defendió a los jugadores de la NFL que se han arrodillado durante el himno nacional.

En el 2012 O’Rourke ganó un escaño en el Congreso al vencer al representante demócrata Silvestre Reyes de El Paso, en una elección primaria. Antes de eso, O’Rourke prestó sus servicios como regidor seis años en el Cabildo de la Ciudad de El Paso.

O’Rourke ha opacado a otros demócratas de Texas que desde hacía tiempo habían sido considerados como políticos prometedores: incluyendo a su compañero, el candidato presidencial para el 2020, Julián Castro.

El ex secretario de Vivienda de Estados Unidos y ex alcalde de San Antonio lanzó su campaña a mediados del mes de enero. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *