ENTREGA DE CIUDADANÍAS SE COMPLICA EN TIEMPOS ELECTORALES

El proceso de naturalización, para obtener la ciudadanía estadounidense, se está volviendo más complejo bajo la administración del presidente Donald Trump. 

Los solicitantes no solo están siendo sometidos a una investigación más profunda de sus antecedentes, ya que incluso enfrentan un inminente aumento a las tarifas de solicitud, así como tiempos de procesamiento prolongados y estancamiento de casos en cortes migratorias.

Analistas sugieren que el motivo de dichas dificultades y demoras tiene como motivo evitar que miles de personas que pueden adquirir la ciudadanía estadounidense voten en las elecciones generales de 2020, donde Trump busca la reelección.

Un reporte de la organización Boundless Immigration, con base en Seattle, Washington, y que se fundamenta en datos oficiales, reveló una tendencia a la naturalización que se ha mantenido en años electorales, pero que se ha catapultado en los 2 años anteriores.

“El volumen de solicitudes de ciudadanía fluctúa de un año a otro, y típicamente aumenta durante los años electorales, o antes del aumento de la tarifa de solicitud, pero luego disminuye drásticamente al año siguiente”, contempla el reporte “El estado de la nueva ciudadanía estadounidense”.

“En 2016 y 2017 sucedió algo inusual: ya que el volumen aumentó en casi un millón de aplicaciones durante 2 años consecutivos”, destaca el reporte que subraya que en el 2018 esa tendencia decreció al complicarse el proceso, ante requisitos con mayor exigencia.

“Aunque el volumen de aplicaciones estaba en camino de alcanzar un nivel más normal en 2018, el volumen de procesamiento ha sido más o menos plano durante los últimos 3 años, lo que ha provocado un aumento en la acumulación de solicitudes pendientes”, sostiene Boundless Immigration.

Tiempos de espera

Los actuales tiempos de espera en el procesamiento de las solicitudes de naturalización harían imposible que un residente legal permanente, poseedor de una tarjeta verde, en condiciones de naturalizarse y que inicie su trámite hoy mismo, pueda participar en la próxima elección presidencial de noviembre del 2020.

“El tiempo de procesamiento para una solicitud de ciudadanía ha aumentado en los últimos 2 años a más de 10 meses, el doble del tiempo de procesamiento entre 2012 y 2016”, sostiene Boundless Immigration.

Aunque los tiempos de procesamiento varían en cada circunscripción en que se divide la actividad del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés), Boundless Immigration ha manejado el promedio de 10 meses respecto a la duración del trámite de ciudadanía por naturalización.

“El tiempo de procesamiento para una solicitud de ciudadanía se cuenta desde la recepción hasta la ceremonia de juramento, no el de la aprobación de la solicitud”, sostiene el reporte.

Boundless Immigration afirma que en algunas ciudades y estados es más complicado obtener la aprobación de una solicitud de naturalización, entidades entre las cuales destaca el estado de Texas.

“Los inmigrantes en algunas ciudades enfrentan tiempos de espera de solicitud de ciudadanía más de cuatro veces superiores que en otras ciudades, y de hecho los inmigrantes en algunas ciudades experimentan una tasa de denegación de solicitud de ciudadanía dos veces mayor que el promedio nacional”, afirma Boundless Immigration.

“Algunas ciudades tienen cuatro o cinco oficinas gubernamentales de campo donde los inmigrantes pueden asistir a sus entrevistas de ciudadanía; otras ciudades no tienen ninguna y hacen que los inmigrantes viajen más de 150 millas hasta la oficina de campo más cercana”, reveló el estudio con base en cifras oficiales.

Share this...
Messenger icon
Send message via your Messenger App