ES DEPORTADO EL PRIMER DREAMER EN EL GOBIERNO DE TRUPM

San Diego, Ca.— Abogados del primer ‘dreamer’ en ser deportado bajo la Administración del presidente Donald Trump interpusieron una demanda este martes en San Diego, exigiendo que el Gobierno entregue información clave sobre la partida repentina de su cliente, de acuerdo la agencia de noticias CNS.

En la demanda interpuesta en representación de Juan Manuel Montes se alega que los oficiales de Inmigración no proporcionaron documentación alguna para explicar la base legal para enviar al nacional mexicano de 23 años de regreso a su país, incluso después de que su consejero legal contactó a la Oficina de Inmigración y Aduanas (CBP) de Estados Unidos y solicitó la información basándose en la Ley de Derecho a la Información.

Ralph DeSio –vocero de CBP– declaró que ‘por política, CBP no comenta en casos pendientes de litigio’.

Montes trabajaba en los campos de agricultura de California para ayudar a proveer a su familia y había estudiado soldadura en un colegio de la comunidad antes de ser detenido en febrero por la Patrulla Fronteriza en Calexico y ser enviado rápidamente a México, de acuerdo con una queja interpuesta en una Corte federal.

Montes, quien había vivido en Estados Unidos desde que tenía 9 años, había recibido estatus de protección bajo el Programa de Acción Diferida para Llegados en la Niñez del presidente Barack Obama –DACA–, informó Nora A. Preciado, abogada del Centro de Leyes Migratorias de Los Ángeles.

‘Me expulsaron porque me puse nervioso y no sabía qué decir o hacer, pero mi hogar es aquí’, expresó Montes en una declaración que proporcionaron sus abogados. ‘Extraño mi empleo, mi escuela. Y quiero continuar trabajando para lograr mejores oportunidades.  Pero sobre todo, extraño a mi familia, y espero poder regresar para poder estar con ellos nuevamente’.

Montes, quien sufrió una lesión traumática cerebral de niño y tiene dificultades para aprender, se considera el primer ‘dreamer’ –o beneficiario de DACA– con un permiso vigente de trabajo en ser deportado por el Gobierno de Trump, comentó Preciado.

‘Juan Manuel fue expulsado por la frontera sin siquiera un pedazo de papel que explicara por qué’, agregó Preciado. ‘El Gobierno no debería tratar a una sola persona de esta manera —mucho menos a alguien que tiene DACA. Nadie debería tener que interponer una demanda para saber qué le sucedió’.

La noche del 17 de febrero, Montes iba caminando hacia una estación de taxis en el poblado fronterizo de Calexico, cuando un agente de la Patrulla Fronteriza en bicicleta lo detuvo y le pidió una identificación, se relata en la demanda. Sus abogados dicen que Montes respondió que había dejado la cartera en el auto de un amigo y no traía una identificación.

Agentes fronterizos lo llevaron a una estación local donde firmó documentos sin que se le permitiera ver a un juez de Inmigración, pedir asesoría legal u obtener copias de los papeles que firmó, se narra en la demanda.

En pocas horas, a mitad de la noche, Montes fue enviado a Mexicali, México, de acuerdo con la demanda.

‘Esperamos con ansia presentar nuestro caso en la Corte, porque nuestro cliente tiene el derecho de saber por qué y cómo lo expulsaron de Estados Unidos cuando él tenía permiso de vivir y trabajar aquí’, dijo Mónica Ramírez Almadani, una de los abogados de Montes.

DACA, anunciado por el Gobierno de Obama en junio del 2012, permite a los jóvenes inmigrantes que califiquen, quienes hayan sido traídos a Estados Unidos de niños, vivir y  trabajar temporalmente. Montes recibió su primera aprobación para DACA en el 2014 y en el 2016 obtuvo una renovación. Su DACA y permiso de trabajo no expiraban hasta el año entrante, informaron sus abogados.