EU DA ASILO A UNA MÍNIMA PARTE DE LOS RETORNADOS A MÉXICO

Sólo 117 de los más de 56 mil extranjeros retornados a México por el Gobierno de Donald Trump han logrado el “alivio concedido” por parte de un juez de la Corte de Inmigración, es decir, que consiguieron el “alivio de la expulsión” o el asilo político.

Mientras, 22 mil de los solicitantes todavía esperan su primera audiencia, reveló el informe del Centro de Intercambio de Acceso a Registros Transaccionales (TRAC).

Ciudad Juárez es la frontera a la que más extranjeros ha devuelto Estados Unidos a esperar su proceso migratorio como parte del programa Permanecer en México, de los Protocolos de Protección a Migrantes (MPP), con 16 mil 398 casos hasta noviembre, de los cuales únicamente 12 han obtenido el “alivio concedido”.

De acuerdo con el informe del programa apoyado por fundaciones internacionales para dar a conocer información detallada del Gobierno de Estados Unidos, sólo el 0.2 por ciento del total de los solicitantes MPP que ya se presentaron ante un juez lograron quedarse en el vecino país, pero el porcentaje baja al 0.07 en el caso de los que han acudido a sus citas en la Corte de El Paso.

Hasta noviembre, la mitad de los retornados por Ciudad Juárez todavía esperaba su primera audiencia, ante diversos desafíos y casi nulas posibilidades de encontrar representación legal, destacó el TRAC.

El argumento del Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos (DHS) para devolver a México a los solicitantes de asilo extranjeros es la Sección 235 (b) (2) (C) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA, por sus siglas en inglés), que establece que “en el caso de un extranjero (…) quien llega por tierra desde un territorio extranjero contiguo a los Estados Unidos (…) el secretario de Seguridad Nacional puede devolver al extranjero a ese territorio en espera de un (proceso de expulsión)”.

Sin embargo, al ser retornados a México los migrantes se enfrentan a diversos desafíos como “el secuestro, la violación y otras formas de violencia. Además, tampoco existe un mecanismo confiable para que los tribunales de Inmigración notifiquen a los inmigrantes sobre la fecha, hora y lugar de su audiencia. Y para mantenerse durante su espera, muchos migrantes sin recursos se convierten en víctimas de actividades delictivas, deciden renunciar a su solicitud de asilo y regresar al lugar del que huyeron o intentan trasladarse a otro lugar”, señala el informe del TRAC.

Mientras que a los migrantes que se le permite esperar su proceso migratorio en Estados Unidos tienen siete veces más probabilidades de encontrar un abogado que los represente, sólo el 4 por ciento de los que fueron enviados a México habían podido encontrar representación hasta noviembre, mientras que en el caso de los retornados a esta frontera la cifra de los que lograron acceder a un abogado que los represente ante la Corte de El Paso fue apenas del 2.9 por ciento.

Aunque según datos del Instituto Nacional de Migración (Inami), ya suman más de 18 mil extranjeros retornados por Ciudad Juárez, el informe del TRAC cuenta con datos hasta el 30 de noviembre pasado, cuando sumaban 56 mil 4 casos de MPP, 16 mil 398 de los cuales ingresaron a México por el puente de El Paso, en la frontera con Ciudad Juárez.

La segunda frontera con más retornos es Matamoros, ya que 13 mil 833 extranjeros ingresaron por el puente internacional de Browsville Gateway; 11 mil 076 fueron retornados por el puente de Laredo, en la frontera con Nuevo Laredo; 7 mil 130 por el puerto de San Ysidro, en la frontera con Tijuana, y 6 mil 312 por el puente de Calexico, frontera con Mexicali. 

Los mil 255 casos restantes se llevan en otras cortes de diversas ciudades de Estados Unidos, pero el informe no explica por qué. 

“Según los registros de la Corte de Inmigración, hasta finales de noviembre de 2019, más de 56 mil inmigrantes habían sido enviados de regreso a México para esperar sus audiencias de inmigración (…) En los meses posteriores al anuncio del programa, en enero pasado, el número de inmigrantes obligados a esperar sus audiencias en México aumentó rápidamente (…) El número de inmigrantes asignados al programa MPP aumentó durante los meses de verano hasta alcanzar su punto máximo en agosto”, señala el documento.

Dicho incremento se presentó luego de los acuerdos entre los gobiernos de ambos países el pasado de 7 de junio, cuando México se comprometió a disminuir la migración hacia Estados Unidos a cambio de que Trump no impusiera aranceles a los productos mexicanos que importa su país.

Uno de esos acuerdos fue aumentar el número de retornados a México, en la cifra máxima diaria que hasta entonces era de 100 personas en esta frontera y se elevó hasta a 300, además de que se ampliaron los países de origen de los migrantes.

Mientras que hasta junio el programa MPP sólo aplicaba para los migrantes procedentes de Guatemala, Honduras y El Salvador, a raíz de los acuerdos entre México y Estados Unidos se extendieron las nacionalidades a todos los países hispanoparlantes, sin embargo el reporte del TRAC señala que, aunque en cantidades menores, han sido retornados a México extranjeros de países cuya lengua oficial es el portugués, francés y holandés, por ejemplo.

Por esta frontera fueron retornados 36 migrantes durante marzo, mil 49 en abril, mil 54 en mayo, mil 120 en junio, mil 417 en julio, 2 mil 161 en agosto, 2 mil 670 en septiembre, 3 mil 231 en octubre y 3 mil 660 en noviembre, lo que significa que la cifra ha ido en ascenso cada mes.

De los 16 mil 398 retornados entre marzo y noviembre, 8 mil 311 todavía esperaban hasta el mes pasado su primera audiencia ante la Corte de El Paso, 5 mil 488 no se presentaron en la última audiencia y 2 mil 599 se habían presentado hasta entonces a todas sus audiencias.

Según datos del Inami, de los más de 18 mil retornados a Juárez, más de 4 mil 500 son menores de edad y más de 10 mil 100 habían reingresado hasta hace una semana, debido a que han vuelto a cruzar la frontera para acudir a sus citas ante la Corte o porque intentaron cruzar de manera ilegal y volvieron a ser retornados.

Sin embargo, la cantidad de audiencias que les están agendando y el miedo a ser deportados a su país ha hecho desistir a muchos de ellos de volver a cruzar la frontera para regresar ante la Corte, por lo que esperan poder tramitar su regulación migratoria.

A diferencia del 89 por ciento de los migrantes que no fueron retornados y asistieron a todas sus audiencias judiciales, “la situación es muy diferente para los inmigrantes que deben permanecer en México: un sorprendente 50 por ciento no se presentó a una audiencia, lo que llevó a un juez a cerrar el caso con una decisión”, destaca el TRAC.

Share this...