FAMILIARES DE "EL CHIMAL" FUERON A RECLAMAR SU CUERPO

Culiacán, Sinaloa─ La Fiscalía General del Estado de Sinaloa informó que este domingo 16 de abril se presentaron en el Servicio Médico Forense familiares de Francisco Javier, alias “El Chimal” o “Pancho Chimal”, para reclamar su cuerpo, el cual fue entregado sin mayores problemas.

Debido a que ya había sido identificado formalmente mediante huellas dactilares por la Procuraduría General de la República los familiares únicamente debieron comprobar el parentesco, llevando documentación para hacerlo.

El vicefiscal en la Zona Centro, Julio César Romanillo Montoya, confirmó que el enfrentamiento donde fue abatido por elementos de la Marina Armada de México, se registró en el poblado de San Cayetano, que se encuentra en los límites serranos entre los municipios de Culiacán y Badiraguato.

En dicho operativo fueron asegurados dos rifles calibre .223 y uno de ellos con aditamento lanza granadas, un rifle AK-47, dos cargadores abastecidos para fusil calibre .223 y siete cargadores abastecidos para AK-47, así como equipo táctico y equipo de radiocomunicación, al igual que diversos cartuchos percutidos.

A pesar de que se habla de otras personas sin vida, la Fiscalía del Estado aseguró que sólo encontraron el cuerpo de Francisco Javier, quien tenía entre sus manos un rifle con aditamento lanza granadas.

A “El Chimal” se la atribuía ser jefe de seguridad de los hijos de Joaquín Guzmán Loera y uno de los responsables de haber emboscado a un grupo de militares el 30 de septiembre en Culiacán, donde cinco elementos murieron y otros diez resultaron heridos.

Apenas del 16 de marzo se había logrado fugar del Penal de Culiacán junto al hijo de “El Azul” y otros tres integrantes del Cártel del Pacífico, quienes aún continúan prófugos de la justicia.

El alcalde de Culiacán, Jesús Valdés Palazuelos, dijo que no espera un recrudecimiento de la violencia en la capital del estado luego de la muerte de esta persona, quien lideraba la célula delictiva denominada “Los Chimales”, a quienes se le atribuye la mayoría de las ejecuciones en los municipios de Culiacán y Navolato.