‘HASTA CUANDO VAN A DEJAR DE MATAR MUJERES EN JUAREZ’….

“¿Hasta cuándo?, ¿hasta cuándo van a dejar de matar mujeres en Ciudad Juárez?”, reclamaron ayer madres de víctimas de feminicidio en Ciudad Juárez, frente a la Cruz de Clavos, en la que colocaron cada uno de los 147 nombres de mujeres que han sido asesinadas en lo que va del año en la ciudad.

Entre lágrimas y con los rostros cubiertos de negro, Susana Montes y Norma Laguna, así como activistas que trabajan en esta frontera por los derechos y la vida de las mujeres, exigieron a las autoridades de los tres niveles de gobierno el reconocimiento de la violencia de género, seguridad y justicia para las mujeres.

“Cada mujer asesinada es otra hija que nos asesinan nuevamente, y sentimos ese dolor, esa tristeza, esa impotencia de no poder hacer más de lo que ya hacemos, porque quisiéramos hacer más para que esto ya no se siga repitiendo”, confesó Norma Laguna con la voz llena de dolor y el rostro bajo un velo negro que dejaba ver las lágrimas correr por sus mejillas.

En marco del Día Internacional para Erradicar la Violencia contra la Mujer, que se conmemora cada 25 de noviembre, y a casi 10 años de la desaparición y el feminicidio de su hija Idali Juache Laguna, la madre cubierta de negro confesó que el dolor que siente en cada vida arrancada a cada mujer en Juárez.

A Norma todos los días le duele la muerte de su hija, le duele la violencia de género que se vive en la ciudad y le duele la inacción de las autoridades, por lo que le reclamó tanto al gobernador Javier Corral Jurado como al presidente municipal Armando Cabada Alvídrez que los asesinatos de mujeres no paren.

“Yo quiero decirle al gobernador que ya no vaya tanto al golf, que ponga más atención a todo esto que está pasando. Y al presidente municipal, que dice que vivamos tranquilos, que no pasa nada, (que) pues gracias a Dios él en su casa vive tranquilo, pero aquí en Ciudad Juárez pasa mucho, y pasan muchas cosas muy tristes y muy dolorosas para todas las personas, y mucho más para todas las que estamos viviendo este dolor”, reclamó.

Susana Montes, mamá de María Guadalupe Pérez Montes, desaparecida en 2019, compartió en diciembre de 2013 la noticia del hallazgo de parte de los restos óseos de sus hijas en el Arroyo El Navajo, en el Valle de Juárez.

Fundidas en un abrazo, ayer volvieron a compartir el dolor frente a la Cruz de Clavos ubicada en el puente internacional Paso del Norte, justo en los límites de la frontera con Estados Unidos y apenas a unos pasos de donde cientos de migrantes connacionales esperan la oportunidad de cruzar la frontera para huir de la violencia en México.

“A los tres niveles de gobierno, ¿hasta cuándo?, ¿hasta cuándo vamos a esperar?, ¿hasta cuándo van a dejar de matar mujeres en Ciudad Juárez? Le pasa a una mujer y nos vuelve a pasar a nosotras. ¿Qué está pasando con nuestro presidente, con el gobernador?”, demandó la madre de Lupita.

A una década de buscar a su hija, enterrarla y luego exigir justicia y prevención para el resto de las mujeres, la madre reclamó que las autoridades “dicen y como que hacen y realmente no hacen, no trabajan. En nuestra ciudad ahorita hay mucha violencia, qué está pasando. ¿Qué es eso de que andan jugando (golf), y los que estamos en la ciudad estamos con una impotencia por todo lo que nos está pasando, con un miedo. Estamos esperando que trabajen”.

María Elena Ramos, directora de Programa Compañeros, también reclamó justicia para las mujeres trabajadoras sexuales que son víctimas de violencia, así como a quienes usan drogas y quienes están privadas de la libertad, quienes requieren mayor seguridad.

Según datos del centro de crisis Casa Amiga Esther Chávez Cano, hasta el 31 de julio de 2019, 3 mil 917 hogares reportaron casos de violencia familiar.

“El 25 de noviembre para nosotras es alzar la voz de lo que pasa en el tema de violencia de género, y Ciudad Juárez sigue siendo una comunidad que sigue naturalizando y perpetrando estas violencias, para nosotras lo que no se nombra no existe”, señaló su directora, Lidia Cordero.

Durante 2019, 35 niñas, 51 niños y 48 madres han requerido la protección de un refugio a causa de la violencia que vivían en sus propios hogares, mientras que el feminicidio sigue creciendo, reclamaron las activistas de organizaciones como Sin Violencia, la Organización Popular Independiente y la Red Mesa de Mujeres, al grito de “Ni una Más”.

Share this...
Messenger icon
Send message via your Messenger App