LA TRAGEDIA EN EL WALMART CAMBIA LA VIDA DE UN “HÉROE”

La vida del chihuahuense Mario de Alba cambió diametralmente tras los trágicos sucesos del 3 de agosto, ya que tras las heridas sufridas en el tiroteo masivo se ha visto obligado a cambiar temporalmente su residencia a El Paso, Texas, donde junto a su familia trata de adecuarse al ritmo de la ciudad fronteriza.

A sus 45 años de edad el chihuahuense se recupera de las heridas de bala que le dañaron un riñón, le perforaron el intestino, obligó a que los médicos le retiraran el bazo, además de las lesiones que surgieron por la trayectoria de un proyectil que entró por la espalda y se abrió camino hasta salir en la zona cercana al diafragma.

“Por la condición de Mario no sabemos cuánto tiempo vamos a estar aquí, por ello es que decidimos dejar el hotel donde hemos estado viviendo y rentar una casa, además de inscribir a nuestra hija en una escuela local”, dijo Oliva Rodríguez, esposa del llamado héroe chihuahuense.

Al escuchar los primeros disparos Mario no dudó un solo instante en proteger a su familia, después de haber pagado las compras que realizaron en Walmart de Cielo Vista, en un día que ensombreció la vida cotidiana en El Paso, Texas.

Después de cubrir con su cuerpo a su esposa y a su hija, Mario cumplió el objetivo de salvarle la vida a su familia más cercana, pero su recuperación ha sido lenta y su estancia en el University Medical Center se alarga sin tener una fecha tentativa para ser dado de alta.

“La vida tiene que seguir”, dijo Oliva, quien da muestras de gran fortaleza a pesar de las heridas sufridas por disparos que casi le destrozaron el dedo pulgar de su mano derecha, el cual pudo ser reconstruido, además de impactos que recibió en el pecho.

“Mi hermana es muy fuerte”, dijo Georgina Rodríguez, quien asiste a su familia en lo necesario, a pesar de las dificultades que el caso encierra.

“Ha habido gente que se nos ha acercado y nos ha tendido la mano, les estamos muy agradecidos, pero para nosotros como una familia mexicana, en una ciudad que no es la nuestra y donde todo cuesta en dólares, esta adaptación es difícil de sobrellevar”, sostuvo Georgina. 

La ayuda federal que la familia De Alba ha recibido para pagar la cuenta del hotel se agotará este viernes, por ello es que buscaron una opción más económica a sus posibilidades, como lo es una mensualidad de 600 dólares.

“Agradecemos la ayuda que nos ha ofrecido el Consulado de México en El Paso, pero desafortunadamente las opciones que nos daban de alojamiento son muy lejanas a la escuela donde estudiará nuestra hija (Erika), ya que por cuestiones personales y porque así nos conviene preferimos vivir en esta zona”, sostuvo Oliva sobre la casa que ocupará con su hija en el Noreste de la ciudad.

“Cuando el gobernador de Chihuahua vino a vernos nos prometió que Oliva iba a seguir recibiendo su sueldo como maestra en Chihuahua, y se nos ha cumplido, pero las muestras de apoyo de la gente siguen siendo muy importantes y por ello les agradecemos bastante sus gestos”, sostuvo Georgina.

La familia Díaz, propietaria del restaurante Coco Miel, ubicado en el 1515 de la Lee Treviño, realizará una nueva colecta entre la comunidad para ayudar en esta ocasión a la familia De Alba, ante la apremiante necesidad de recursos para sobrellevar la tragedia.

“Sabemos que los recursos no están llegando tan pronto como lo necesitan los afectados, por ello es que hemos decidido llevar esta colecta entre nuestros clientes, amigos y familiares para aligerar la carga que tiene esta familia, nuestros paisanos”, afirmó Rosalinda Díaz, administradora del Coco Miel.

Tal y como lo realizaron el domingo pasado con el equipo de futbol Fusion FC, los empresarios restauranteros regalarán pizza a las personas que donen a la causa de los De Alba, además de extender un cheque con el 10 por ciento del consumo realizado en dicho día en el lugar.

El evento se llevará a cabo el 15 de septiembre, a partir de las 12 del día, y se contará con la presencia de representantes de la familia De Alba, y, si su condición lo permite, la señora Oliva afirmó que estará ahí. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *