LE DAN 20 AÑOS DE PRISIÓN POR FRAUDE DE 14 MDD

El chihuahuense Roberto Trinidad Del Carpio Frescas, quien fue encontrado culpable de fraudes estilo ‘pirámide’ –el denominado esquema Ponzi– por al menos 14 millones de dólares, fue sentenciado a 235 meses de prisión, casi 20 años de cárcel, según dictaminó ayer miércoles un juez federal en El Paso.

Del Carpio Frescas, de 40 años de edad, deberá cumplir 3 años de libertad condicional tras purgar la condena que dictó David C. Guaderrama, juez de distrito, y quedó aún pendiente una nueva audiencia en mayo del 2017, donde se establecerá el monto que el chihuahuense debe restituir a políticos y empresarios mexicanos, entre otros defraudados.

Del Carpio ha permanecido bajo custodia federal desde su arresto en febrero de 2015. El 19 de febrero de 2016, un jurado federal lo encontró culpable de 24 cargos de fraude telefónico y diez cargos de lavado de dinero.

La evidencia presentada durante el juicio reveló que el acusado se consideraba poseedor de un conocimiento y capacidad superiores como inversionista en acciones, bonos, futuros en petróleo, gas, metales preciosos y moneda.

Se estableció que Del Carpio formó varias compañías en Texas, incluyendo SMI International Institute Corporation (también conocida como Bolsa de Inversión en Bolsa), Del Carpio Trading Institute LLC, y una en las Islas Caimán, Del Carpio Holdings, para facilitar sus actividades.

De agosto de 2010 a enero de 2012, Del Carpio y otros recaudaron dinero de más de 100 inversionistas en México y Estados Unidos.

Los resultados de la investigación realizada por personal del Servicio Secreto, y detectives del Departamento de Policía de El Paso, demostraron que Del Carpio se embolsó la mayoría de los fondos que recolectó, y que para alentar el esquema de pirámide dio pagos mínimos a los primeros inversionistas, con lo que pudo motivar a sus víctimas de invertir aún más dinero por su conducto.

El 3 de marzo de 2017, el co-acusado David Brian Binder, de Pittsburgh, Pensilvania, se declaró culpable de un cargo de fraude telefónico.

Binder, de 61 años de edad, admitió haber ayudado a Del Carpio para mantener los ingresos del plan fuera de las manos de posibles acreedores, así como de mentirles sobre la protección de sus inversiones.

Binder enfrenta una condena de hasta 20 años en una prisión federal, en tanto permanece libre bajo fianza pendiente de su sentencia programada para las 9:00 de la mañana del 1 de junio de 2017, que será dictada en la Corte del mismo juez Guaderrama.