Ligado un secuestro con asesinato de jovencita

Datos obtenidos de la Fiscalía Zona Norte indican que el empresario, José Francisco Corona Barbosa, desaparecido el pasado 8 de junio, es víctima de secuestro.

Su hija de 23 años, identificada como, Silvia Kesaline Corona Montoya, fue ultimada en esa misma fecha de varias puñaladas en cuello y tórax en su domicilio de las calles Plan de Guadalupe y Río Lerma, del fraccionamiento Los Nogales, como consecuencia del plagio, se confirmó también con allegados a la víctima.

Una versión extraoficial cita que los homicidas de la hija de Corona Barbosa la habrían asesinado frente a éste al no lograr el monto exigido por el rescate.

La Fiscalía confirmó que en las investigaciones del homicidio de la mujer se conoció que fue sustraída de dicho domicilio en Los Nogales una camioneta Titan, Nissan, color blanca modelo 2011, con placas de Nuevo León RE-21-811.

El hombre con reporte de ausencia vivió 10 años en Monterrey, donde aparentemente tenía negocios de hoteles. Aquí contaba con la propiedad donde se registró el crimen de su hija y aparentemente tenía otra casa en El Paso, Texas.

Corona Barbosa, originario de Pátzcuaro, Michoacán, cuenta con diferentes amistades localmente que respaldan su honorabilidad y trayectoria recta, al igual que la de su hija, que había sido estudiante de la UACJ hasta un año antes de su homicidio. El hombre es corredor de maratones y contaba con una vida social activa.

Los investigadores cuentan con información relacionada a que el ahora desaparecido es jugador asiduo en casinos de esta ciudad con un probable problema de ludopatía.

Se intentó contactar a la familia en varias ocasiones, pero se han reservado hablar sobre el tema.

El pasado lunes, el fiscal de la Zona Norte, Jorge Nava López, dijo que el hombre continuaba desaparecido. “Hasta el momento se desconoce el paradero del padre”, concretó en señalar sin abundar en detalles.

Share this...
Messenger icon
Send message via your Messenger App