LLAMAN A PROTEGERSE DE ALTAS TEMPERATURAS

 

Las autoridades del Departamento de Salud y del Sistema Meteorológico Nacional lanzaron una alerta a la población para protegerse del intenso calor, el cual ayer viernes registró una temperatura de hasta 105 grados Fahrenheit.

La ola de calor estacionada en la franja fronteriza, que durante los últimos tres días registra temperaturas por arriba de los tres dígitos, provocó que las autoridades hicieran de nuevo un exhorto a la comunidad a no salir de casa si no era necesario por los posibles riesgos que representa exponerse al sol.

“Hoy (ayer viernes) fue caluroso, y esta semana nos espera una temperatura más alta. Asegúrese de tomar precauciones mientras esté en los parques o en el campo de golf”, dijo David Stout, comisionado por el Precinto 2, en la Corte del Condado, tras recomendar mantenerse fresco e hidratado.

A través de las redes sociales el funcionario publicó una guía de cómo la población puede mantenerse a salvo del calor extremo, sobre todo las personas vulnerables que son los adultos mayores y los niños menores a los cuatro años.

De la misma manera, las personas con problemas médicos como enfermedades cardiacas, y las personas sin acceso a aire acondicionado, están en alto riesgo de sufrir trastornos mortales.

El Servicio Meteorológico Nacional (NWS) dio a conocer el comportamiento del termómetro que se ha mantenido entre los 102 y 105 grados Fahrenheit (39 a 42 grados centígrados) por lo que instó a las personas que realizan actividades al aire libre a utilizar protectores y ropa especial para cubrirse del sol.

El NWS a nivel local pronosticó temperaturas por arriba de los 100 grados en la región del Suroeste del país, hace un par de días sin embargo informó que los próximos días y conforme se acerca el fin de semana podrían descender el termómetro.

“Nos espera otro día caluroso para la franja fronteriza. Se espera que las altas temperaturas alcancen más de los 105 grados en muchas áreas, por lo que se mantiene un aviso de calor para las áreas resaltadas hasta las 8 a.m. del sábado”, informó a través de su página oficial de Facebook.

Asimismo, agregó que los mínimos durante la noche serán más cálidos de lo normal y no proporcionarán mucho alivio del calor por lo que insistió en que se beba mucha más agua y limitar la exposición a las altas temperaturas para evitar enfermedades relacionadas con el calor.

Sergio Martínez, fue una de las personas que acató esa recomendación y antes de salir de casa se untó protector solar en su cara y brazos, se puso una camiseta de manga larga y un sombrero que le cubriera el cuello.

“Tiene uno que cuidarse porque el estar expuesto al sol y sin protección es muy peligroso”, comentó mientras tomaba la información a una de las personas que acudió a uno de los centros de entrega de alimentos a recoger una despensa.

Él, al igual que sus compañeros, dijo estar consciente de los riesgos que representa para la salud el no tomar medidas preventivas ante los rayos ultravioleta que azotan a la Ciudad del Sol.

“Nos damos cuenta de que hay trabajadores esenciales como los trabajadores de la construcción, cuyos trabajos requieren de estar afuera, y los residentes que prefieren correr o caminar al aire libre”, dijo Angela Mora, directora interina de Salud Pública. 

La funcionaria recomendó estar especialmente atentos para mantener su hidratación, tomar descansos para enfriarse y tener en cuenta las señales de advertencia de agotamiento por calor y golpe de calor”.

Los síntomas de agotamiento por calor incluyen sudoración intensa, piel fría, pálida y húmeda, pulso rápido o débil, náuseas o vómitos, calambres musculares, cansancio o debilidad, mareos, dolores de cabeza y desmayos.

Agregó que el golpe de calor, que puede ser mortal, también puede incluir una temperatura corporal de 103 grados o más, confusión y pérdida de conciencia. Cualquier persona con los síntomas de un golpe de calor debe llamar al 9-1-1 y trasladarse a un lugar más fresco de inmediato.

Dentro de las recomendaciones está el mantenerse en un refugio con aire acondicionado, evitar la exposición al sol, usar ropa ligera de colores claros y holgada; bañarse con agua fresca y no depender de un ventilador como fuente principal para refrescarse.

Otro de los consejos es mantenerse hidratado, beber más agua de lo normal; no esperarse a tener sed para beber líquidos; evitar las bebidas alcohólicas o con mucha azúcar, además de reducir las rutinas de ejercicio durante el calor y usar protector solar. 

Explicó que la prevención de enfermedades relacionadas con el calor es clave y en caso de presentar algún síntoma irregular se debe consultar al proveedor de atención médica si necesita restringir la ingesta de líquidos.

Tanto las autoridades de Salud como policiacas exhortaron a la comunidad a extremar precauciones con los menores: nunca dejar a un niño pequeño, una persona discapacitada o una mascota encerrada en un automóvil, incluso durante el invierno.

De acuerdo con las autoridades, el calor es uno de los principales asesinos relacionados con el clima en los Estados Unidos, lo que resulta en cientos de muertes cada año e incluso más enfermedades relacionadas con el calor.

El grupo de trabajo sobre condiciones climáticas extremas, mencionaron las autoridades, está aceptando donaciones de aparatos para mitigar el calor en las estaciones de bomberos locales.

Aquellos que necesitan un ventilador pueden marcar a los operadores del sistema telefónico 2-1-1 en donde el personal verificará la información y criterios de elegibilidad para ver si son beneficiarios de un aparato gratuito.

El Departamento de Salud pidió a la población mantenerse informada a través de los medios de comunicación, así como de las alertas del calor extremo y consejos de seguridad.

Share this...