Tras una persecución por vialidades de colonia Luis Echeverría, un hombre fue ejecutado al circular en su automóvil acompañado por su hijo de 8 años de edad.
Las balas lo alcanzaron en el cruce de calles Valentín Gómez Farías e Isla de la Candelaria, donde estrelló su auto en la fachada de una vivienda.
Alcanzó bajar en un intento de eludir a sus verdugos, pero cayó sin vida, boca abajo, sobre el asfalto.

Ahí fue rematado y los matones huyeron de la zona antes de que arribaran los elementos policiacos de distintas corporaciones.
El pequeño fue rescatado del interior del vehículo, un Grand Prix, color blanco, con placa ELU 14 41, en apariencia sin daño físico alguno.

Según las investigaciones el sujeto chocó el auto y salió corriendo para evitar que mataran a su hijo que lo acompañaba..antes los sicarios respetaban la vida de las víctimas si estos iban con su familia o menores de edad.  en la actualidad eso ya no se respeta y asesinan a quien este y donde este no importando si hay niños o mujeres presentes