MATAN A 3 EN CALIFORNIA

Cuando Kori Ali Muhammad, un indigente que manifestó aborrecer a la gente blanca y al Gobierno, se enteró el martes que la Policía lo buscaba por asesinar a un guardia de seguridad en un motel de Fresno, California, decidió que iba a volver a matar, informaron las autoridades.

Alrededor de las 10:45 a.m., Muhammad se encaminó a un camión de una compañía de gas y electricidad y disparó a muerte contra un empleado blanco de 34 años que se encontraba en el asiento del pasajero, anunció la Policía. Corrió a otra calle y apuntó su pistola contra otra persona blanca, pero falló. Volvió a cargar el arma.

Entonces Muhammad dio vuelta en la calle North Fulton y se topó con un hombre blanco que cargaba una mochila y una bolsa de basura repleta de ropa. Un testigo dijo que se oyó como si se hubiera registrado un altercado antes de que se hicieran tres disparos en el abdomen del hombre.

Mohammad salió corriendo, deteniéndose brevemente para levantar unas balas que se le cayeron y, de acuerdo con la Policía, volvió a activar su pistola cuando vio a un hombre blanco en el exterior de Caridad Católica, la organización de asistencia para indigentes y necesitados.

La Policía capturó a Mohammad al final de la calle, donde se entregó. Muhammad, de 39 años, gritó en árabe “Allahu akbar”, o “Dios es grande”, señalaron las autoridades.

En un lapso de aproximadamente un minuto, Muhammad disparó 16 balas con un revólver calibre .357 en un tramo de siete cuadras, matando al azar a tres hombres blancos, informó la Policía. Cuando los agentes lo detuvieron, reconoció haber orden de arresto en su contra.

“Decidió que no iba a ir a la cárcel por matar a un guardia de seguridad y que hoy iba a matar al mayor número de blancos posible”, dijo en rueda de prensa el jefe del Departamento de Policía de Fresno Jerry Dyer. “Es lo que se dispuso a hacer”.

Dyer señaló que Muhammad había expresado a los policías posturas contra la gente blanca.

“Proporcionó algunos datos pormenorizados muy específicos que hicieron que nuestros agentes creyeran que lo motivaba el odio y no se trataba de un acto terrorista”, explicó. “Esto se basa nada más en la raza”.

Muchammad, un vagabundo apodado “Jesús Negro”, y cuya familia había cortado todo vínculo con él, era buscado desde el jueves. Había acudido a un Motel 6 para encontrarse con una mujer. Pero un guardia lo confrontó por no ser huésped.

Muhammad sacó una pistola, disparó de muerte al guardia y hizo varios disparos más contra otro guardia, dijo la policía.

Muhammad enfrenta cuatro cargos de homicidio y dos cargos de ataque con arma mortal, informó Dyer. Además el FBI está investigando las posibilidades de que los disparos hayan sido delito de rencor o terrorismo, según documentos procesales que fiscales federales presentaron el martes.