EL PASO

NO HUBO ATAQUE A PATRULLEROS SEGÚN AGENCIAS

 

Dos memorandos internos, uno de la Patrulla Fronteriza y otro de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), reiteran la conclusión del FBI de que no hay evidencia de un supuesto ataque contra dos agentes fronterizos en Van Horn, Texas en noviembre pasado.

Un memorando interno de Carla L. Provost, jefa en funciones de la Patrulla Fronteriza, coincide con las conclusiones previas de CBP y de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) descartando, por ahora, un ataque en contra de los agentes Rogelio Martínez y Stephen Garland.

Martínez murió a consecuencia de golpes en la cabeza y otras partes del cuerpo, y Garland resultó gravemente herido, al punto que perdió parte de su memoria.

Un memorándum publicado el pasado 8 de febrero, que se envió a los empleados de la Patrulla Fronteriza, comparte las conclusiones del FBI. Además, existe un memo anterior de Kevin McAleenan, comisionado del CBP, donde se señala que la investigación apunta a que los agentes Martínez y Garland resultaron lesionados después de caer en una alcantarilla el 18 de noviembre pasado.

Martínez fue encontrado con lesiones graves en el fondo de lo que el memorándum de CBP describe cómo una alcantarilla de 2.7 metros junto a la Carretera Interestatal 10, a unos 18 kilómetros al Este de Van Horn.

Martínez murió al día siguiente en un hospital de El Paso y Garland fue dado de alta del hospital días después.

Una autopsia de la Oficina del Médico Forense del Condado de El Paso, difundida también la semana pasada, mostró que Martínez murió de “un golpe de fuerza contundente” en la cabeza, pero no se determinó la forma en que murió.

“La evidencia muestra que el otro agente terminó aproximadamente a 6.7 metros de donde cayó Martínez, sobre su espalda y sufriendo lesiones importantes en la espalda y el cráneo”, precisa el memorándum.

“Sus lesiones han perjudicado la capacidad del agente para recordar los eventos del incidente”, concluye.

categories
EL PASO

Deja un comentario