RESIDENTES QUIEREN QUE PARE CONSTRUCCIÓN EN DURANGUITO

Un grupo de residentes fronterizos ha dado un ultimátum al Cabildo de El Paso para que detenga la construcción de la arena multiusos en la zona de Union Plaza y el barrio Duranguito.

Los quejosos señalan en un aviso de demanda legal que la propuesta de construcción en esa área es contraria al proyecto aprobado por los electores en el 2012. De no dar marcha atrás a la ubicación, los quejosos le avisaron a la Ciudad que la demandarán por daños y perjuicios.

De acuerdo con un correo electrónico hecho circular por Max Grossman, profesor de UTEP y representante de Alianza de Historia de El Paso, el Ayuntamiento no tiene intención de construir una “instalación de arte multiusos y entretenimiento”, que es lo que aprobaron los votantes, sino que planea construir una “arena deportiva”, algo  que los electores nunca autorizaron.

El abogado Frank S. Ainsa Jr. –socio del despacho Ainsa Hutson Hester & Crews, LLP– presentó un aviso de demanda en la que denuncia que la Ciudad de El Paso está gastando ilegalmente fondos de los Bonos de Calidad de Vida 2012 en un proyecto que no fue aprobado por el público votante.

Sylvia Borunda Firth, abogada de la Ciudad, dijo haber recibido el documento de cinco páginas en el que se hace un recuento de los hechos en los que se basa el ultimátum. Borunda Firth señaló estar “en el proceso de revisión de las acusaciones”.

Cambio en el tiempo

La conminación antes expuesta se genera semanas después de que la Ciudad liberara los resultados de los cuatro estudios realizados por las autoridades para designar el mejor lugar para construir la arena. Sin embargo, sólo uno de ellos propone como la mejor ubicación para dicha edificación la zona de Duranguito/Union Plaza.

El estudio del Grupo Paso del Norte del 2006, financiado por la actual administración municipal, recomienda ubicar la arena en el vecindario de Union Plaza. También menciona al Aeropuerto como otro posible punto de edificación. (Páginas 58, 112).

Basados en este reporte, los funcionarios municipales a favor de estos datos, han asegurado que el Centro es el espacio perfecto para impulsar el despertar económico de El Paso. Según ellos, hasta antes de que se subieran los estudios a la web y se pusieran a disposición del público, los cuatro análisis llevados a cabo entre 2001 y 2006, habían identificado a Union Plaza como el sitio perfecto para ubicar un centro multipropósitos, mejor conocido como la arena.

Sin embargo, las infraestructuras representadas en el tiempo, han ido cambiando de nombre y de ubicación, dependiendo de quiénes han estado a cargo de los reportes en cuestión.

La liberación de estos documentos es parte de una moción realizada hace algunos meses para llevar a cabo reuniones públicas para que los electores conozcan el proceso de elección del sitio original y  los costos de dicho proceso.

A puertas de una demanda

“Esta carta ha sido escrita para proveerles (a los miembros del Cabildo) la oportunidad de reevaluar y rescindir su decisión de usar fondos generados por la venta de los Bonos de Calidad de Vida de 2012, para construir un proyecto en el barrio de Union Plaza, algo que es materialmente diferente del proyecto que fue presentado y aprobado por los votantes”, advierte el abogado Ainsa Jr. sobre el requerimiento ahora en manos de Borunda Firth.

El legalista incluso señala que la página web del proyecto de la arena de la Ciudad de El Paso, en su sección de Signature Events, “sugiere que el propósito del proyecto no es sólo para actividades culturales y de desarrollo de las artes…”, sino que también podría ser usado para “eventos recreacionales y atléticos”.

Debido a que, al no revelar sus intenciones de cambiar la naturaleza del proyecto, la Ciudad se ha puesto a gastar de forma ilegal el dinero generado por la venta de bonos para construir un proyecto que nunca fue aprobado por los votantes en 2012, explica el documento.

En 2012, los votantes de El Paso aprobaron una emisión de bonos de calidad de vida con un valor de 473.2 millones de dólares que incluyó 245 millones para varios proyectos y 228.2 millones para tres proyectos principales o de firma: la arena, el museo para niños y el centro cultural hispano, así como otros proyectos.

Según el director financiero municipal, Mark Sutter, a la fecha se han vendido 250 millones de esos bonos, quedando sobre la mesa más de 220 millones.

La representante Lily Limón, una de las pocas opositoras a la arena en Duranguito, expresó no estar sorprendida con la exigencia, “puesto que ya se había comunicado que el grupo pensaba tomar este tipo de acción”.

HAZ TU COMENTARIO

Click here to post a comment