SATURAN OFICINAS DE CORREO

No hay plazo que no se cumpla, y la fecha para que los residentes de este país paguen los impuestos no es la excepción.

La medianoche del martes 18 de abril marcó el límite para declarar al IRS. Por desidia o costumbre, cientos de paseños y millones de personas en todo el país dejaron este deber hasta el final.

¿El resultado? Decenas de contribuyentes abarrotaron las oficinas del Servicio Postal ubicadas en la avenida Boeing, en las inmediaciones del aeropuerto.

“A veces si uno se prepara con tiempo puede juntar el dinero y hacerlo en fechas tempranas y poderlo pagar pero uno hace mucha desidia y se espera hasta el último momento”, afirmó Martha Amaro.

Se refería en ese caso a las declaraciones de impuesto sobre la renta (income tax) en las que las personas tienen que pagarle al Servicio Interno de Impuestos (IRS).

La fecha límite oficial para hacer la declaración es el 15 de abril. Sin embargo, si esta fecha cae en un fin de semana se recorre unos días hábiles, por lo que en este año fue el día 18.

Algunas personas que acudieron tarde a presentar su declaración por correo lo atribuyeron a la distancia y a algunas limitaciones físicas.

Tal es el caso de Felipe Rodríguez, residente de Fabens, población en el extremo Este del Condado.

“Estoy semiinválido, tuve citas médicas y me quitaron un poco de tiempo y me dediqué a otras cosas de mi salud y finalmente dejé lo que tenía que hacer para ayer y ayer terminé: anoche cerré los sobres”, dijo Rodríguez. “En el pueblo desde donde vengo no pude encontrar a esta hora estampillas y vine hasta aquí”.

El entrevistado pertenece al grupo de personas que prefieren declarar al IRS a través de la manera tradicional: enviando por correo sus documentos. En los últimos años, y con la proliferación de Internet, es común que las personas transmitan en línea sus declaraciones –a través del llamado e-file– lo cual facilita los reembolsos y evita viajes a la Oficina de Correos.

De acuerdo con las reglas del IRS, se aceptan dentro del tiempo límite –para no recibir sanciones– aquellas declaraciones en las cuales el matasellos todavía tiene la fecha del 18 de abril. Aquellos sobres que reciban fechados al día siguiente, aunque sea por unos minutos, serán considerados como extemporáneos.

“Falta de tiempo, trabaja de noche y entonces es difícil”, señaló la ciudadana Graciela Arreola,  quien realizó de último momento el proceso de declaración de impuestos de su hermana.

Ven la ventaja

Para algunos contribuyentes, el declarar en la fecha límite forma parte de la organización particular de sus actividades y finanzas, por lo cual lo encuentran incluso ventajoso. Tal es el caso de Héctor Núñez.

“Siempre me espero al último día para verificar que toda la información esté bien y luego salgo del trabajo y yo mismo meto la carta en el buzón y me voy tranquilo”, afirmó Núñez. “Ya es muy común para mí, esperando el último día para no andar muy estresado, ya estoy programado para este día”, dijo.