NACIONAL

SE REGISTRAN MÁS SISMOS EN EL PAÍS CADA ENERO DEL ÚLTIMO LUSTRO

 

La actividad sísmica en México aumentó en cada enero de los últimos cinco años, al pasar de 490 temblores en 2014 a dos mil 575 en ese mismo tiempo de 2018, revelan datos del Servicio Sismológico Nacional (SSN).

De acuerdo con la información difundida en sus reportes mensuales de sismicidad, en enero pasado se contabilizaron dos mil 575 movimientos telúricos, más del doble del registrado en el mismo mes de 2017.

El año pasado ocurrieron mil 226 temblores con magnitudes que variaron de 2.7 a 5.1, principalmente en los estados de Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Michoacán, Colima y Jalisco, mientras que en 2016 se registraron 984 y en 2015 hubo 792 sismos.

De los 984 eventos reportados durante 2016, la sacudida más fuerte fue de 6.5 a 277 kilómetros al oeste de Cihuatlán, Jalisco, el día 21 a las 12:06 horas.

Los 792 temblores ocurridos en enero de 2015 se concentraron principalmente en los estados de Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Michoacán, Colima, Jalisco, Nuevo León, Sonora y el Golfo de California con epicentros de 2.7 a 5.5.

Los de mayor magnitud registrados fueron de 5.5 los días 12 y 20; el primero de ellos ocurrió a la 01:57 horas y tuvo su epicentro a 40 kilómetros al suroeste de Pijijiapan, Chiapas; el segundo se localizó a 66 kilómetros al este de Cacahoatán, Chiapas y ocurrió a las 00:59 horas; ambos se percibieron en las poblaciones cercanas a los epicentros.

Mientras que, en 2014, hubo cuatro temblores de mediana intensidad, tres de ellos de magnitud 5.0 y otro de 5.5, con epicentros cercanos a Ciudad Hidalgo, Chiapas.

El organismo del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México refirió que, en enero de 2018, las magnitudes registradas fueron desde 2.2 hasta 6.3.

La distribución de los epicentros se localizó principalmente en los estados de Guerrero, Chiapas, Oaxaca, Michoacán, Colima y el Golfo de California y en Oaxaca se concentró casi 62 por de la sismicidad reportada en ese mes.

El evento de mayor magnitud fue de 6.3 a 76 kilómetros al noreste de Loreto, Baja California Sur, el 19 de enero a las 10:17 horas; mientras que los días 29 y 30 de enero se reportó una secuencia sísmica de 12 temblores en las cercanías de Papasquiaro, en el estado de Durango.

El sismo de mayor magnitud de esa secuencia, ocurrido el 29 de enero a las 19:00 horas, se percibió en Papasquiaro con magnitud de 4.7. Durango, destacó, es un estado con actividad sísmica moderada, ya que se encuentra en una región con una geología compleja, en la que intervienen una gran cantidad de fallas locales.

Explicó que ese tipo de sismos son llamados sismos intraplaca o corticales, por ocurrir en la placa de Norte América. El Sismológico Nacional recordó que hasta la fecha no se cuenta con técnicas científicas en ninguna parte del mundo que puedan determinar cuándo o dónde ocurrirá un sismo, ni su magnitud o efectos en la población.

En ese sentido, destacó la importancia de estar informados sobre estos fenómenos naturales será de gran utilidad para mitigar el riesgo sísmico en caso de un evento de este tipo.

 
categories
NACIONAL

Deja un comentario