TEXAS EL QUINTO LUGAR CON MÁS EMBARAZOS JUVENILES

Austin— Una cuarta parte de los distritos escolares públicos de Texas no proporcionaron educación sexual durante el año escolar 2015–2016, de acuerdo a un nuevo estudio que fue dado a conocer el martes por Texas Freedom Network.

Casi el 60 por ciento de los distritos utilizaron programas de educación basada únicamente en la abstención durante el mismo período.

‘Nuestro estado se ha convertido en el ejemplo de la educación sexual cimentada en la abstinencia hasta el matrimonio’, comentó Kathy Miller, presidenta de Texas Freedom Network durante una conferencia de prensa que se llevó a cabo en el Capitolio.

‘En la Legislatura, en algunas ocasiones parece que la educación sexual es una palabra que sólo puede ser pronunciada cuando se está acompañado de un adulto’.

Aunque el 58.3 por ciento de los distritos escolares de Texas impartieron programas basados únicamente en la abstinencia, eso representó una disminución respecto al 94 por ciento que se registró en el 2008, de acuerdo al estudio.

Sin embargo, el número de distritos escolares que adoptaron el enfoque conocido en los círculos educativos como ‘abstinencia–plus’ que sigue alentando la abstinencia pero también habla de una información precisa sobre otros métodos para prevenir el embarazo y de enfermedades transmitidas sexualmente, aumentó del 3.6 por ciento al 16.6 por ciento en todos los distritos.

En el 2015, Texas ocupó el quinto lugar más alto del país en cuanto a índices de alumbramientos de adolescentes, con 41 nacimientos por cada 1 mil mujeres de 15 a 19 años de edad, de acuerdo a información de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades.

El índice ha descendido constantemente desde el 2011, ya que el estado registró 63 natalicios por cada 1 mil mujeres de 15 a 19 años.

El doctor David Wiley, profesor de Educación sobre la Salud de la Universidad del Estado de Texas, quien colaboró en la investigación del estudio, dijo que los programas que se basaban sólo en la abstinencia desinformaban a los estudiantes, aunque enseñaban estereotipos de género y excluían a los grupos LGBT del plan de estudios.

Wiley señaló que parte del alto índice de embarazo de adolescentes que tiene el estado se atribuye a libros de texto obsoletos sobre el tema y cambios en los requisitos para graduarse del estado.

En el 2009, oficiales estatales dejaron de requerir que se concluyera la clase de educación sobre la salud a los graduados, dejando la decisión a los distritos escolares para que ofrecieran la clase como opcional o como requisito local.

Wiley hizo un llamado a la Legislatura para que actualice los libros de texto del Estado que tienen 13 años de antigüedad y vuelva a instituir la educación sobre la salud como un requisito  en todo el Estado para todos los distritos escolares públicos de Texas.

Aunque las políticas estatales hacia la educación sexual han sido una especie de pararrayos, muchos conservadores no están de acuerdo con los esfuerzos que se están haciendo para imponer el mandato a nivel estatal.

Lanahan comentó que personalmente apoya el enfoque de las escuelas públicas que se basa únicamente en la abstinencia porque es ‘infalible al 100 por ciento’ y la manera ‘más saludable’ de impedir embarazos inesperados.

La representante estatal Mary González, demócrata por Clint, quien también habló el martes en la conferencia de prensa, llamó hipócritas a los legisladores republicanos, ya que presionan para tener un acceso restrictivo a los abortos pero no han proporcionado la información necesaria para educar en primer lugar a los estudiantes de Texas acerca de la prevención de la salud sexual y el embarazo.

‘¿Cómo será la próxima generación de Texas sin una información exacta?’, preguntó González, agregando que considera que ésta es una oportunidad para tener una conversación bipartidista sobre este tema.

La semana pasada, presentó una propuesta de ley que podría requerir que los distritos escolares públicos tuvieran clases de educación sexual adecuada a la edad, cuyo nivel de grados sea determinado por el Consejo Estatal de Educación.

‘Los jóvenes merecen tener una información precisa’, dijo González. ‘Merecen tener el mejor acceso al éxito’.