"UN DÍA SIN INMIGRANTES" EN EU

Comunidades de inmigrantes en diversos puntos de Estados Unidos se unirán a la jornada “Un día sin inmigrantes”, en repudio a las políticas antiinmigrantes que impulsa el presidente Donald Trump.

La acción surgió casi de manera espontánea la semana pasada, luego de que comenzaran a circular en las redes sociales textos en español convocando a los “indocumentados, residentes, ciudadanos e inmigrantes de todo el mundo” a quedarse en casa este jueves.

La invitación exhorta a que los inmigrantes no acudan a trabajar, no abran negocios, no compren en tiendas ni coman en restaurantes, se abstengan de enviar a los niños a la escuela e incluso dejen de comprar gasolina.

El volante, que no está suscrito por ningún grupo u organización, detalla: “Sr. presidente (Trump), sin nosotros y nuestra contribución, este país estaría paralizado “.

La mayor difusión de la acción fue hecha al parecer por una página en Facebookelaborada por un grupo de cuatro consultoras en comunicación y por un usuario de YouTube, identificado como “El Pelón de Chicago”, quien grabó varios videos que han sido vistos por unas 60 mil personas.

La protesta, estaría inspirada en la película “Un día sin mexicanos”, producida en 2014 por el cineasta mexicano Sergio Arau, en la que muestra de manera satírica el impacto que provocaría un día de ausencia de mexicanos a la economía de California.

La convocatoria se fue esparciendo lentamente por las redes sociales y de boca en boca, sin que esté claro cuántas personas realmente participarán.

Algunos grupos pro inmigrantes abrazaron la acción y anunciaron su participación, como la organización “Fiel Houston” que trabaja para mejorar la calidad de vida de las comunidades migrantes en dicha ciudad.

En Austin, varios restaurantes propiedad de empresarios hispanos y de origen asiático anunciaron a sus clientes que cerrarían este jueves, incluyendo “El Borrego de Oro”, “Kyoten Sushiko”, “Takoba” y “Taquería los Jaliscienses”.

Reportes en la internet sugieren que restauranteros en Denver, Nueva York y Filadelfia planean también cerrar sus establecimientos este jueves.

José Andrés, un afamado chef de origen español propietario de cinco restaurantes en el área de Washington, DC, anunció que cerrará sus establecimientos en solidaridad con los trabajadores inmigrantes.

“Fue una decisión muy fácil”, dijo Andrés a la cadena de radio pública NPR.

“Cuando tienes empleados que han estado contigo casi 25 años, y vienen a ti de una manera organizada y te dicen: ‘no se enoje, pero este jueves no vamos a trabajar’, lo siguiente que uno pregunta es: ¿qué está pasando? Así que decidí unirme a ellos y apoyarlos, eso es lo que estamos haciendo”, dijo.

Andrés también está involucrado en una batalla legal con el presidente Trump, quien demandó al chef después de que éste se retirara de un acuerdo para abrir un restaurante en el hotel de Trump en la ciudad de Washington.

Andrés se retiró del trato después de que Trump se refiriera a los inmigrantes mexicanos como “violadores” y “traficantes de drogas” al anunciar su candidatura a la presidencia en junio de 2015.