RECHAZA FAVORITISMO POR ALGÚN CANDIDATO DE EU

Asegura el presidente que no hay diferencias con el virtual ganador de los comicios, Joe Biden; reitera que postura del gobierno será hasta resultados oficiales de elecciones estadunidenses.

México no está en contra o a favor de un partido o candidato a la presidencia de Estados Unidos y como tampoco es juez electoral decidió no entrometerse en los resultados presidenciales de nuestro vecino, sentenció el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Por esas dos razones es que hasta este momento la Presidencia de la República no ha expresado felicitación alguna «al posible triunfador» de las elecciones presidenciales estadunidenses, Joe Biden, explicó el mandatario durante la conferencia de prensa matutina de este lunes.

Estimó que se debe ser prudente, «no comer ansias» y esperar hasta que las autoridades electorales de esa nación declaren formalmente al ganador de los comicios.

«No estamos a favor de ningún partido en Estados Unidos, llevamos muy buena relación con el gobierno del presidente Donald Trump, porque ha habido una relación de respeto, de no intervención y no tenemos ninguna diferencia con el candidato del partido demócrata, el señor Biden, ningún problema con él, incluso lo conocí hace ocho o diez años, no tenemos nada en contra del presidente, del posible presidente electo, ahora candidato Biden», expresó.

López Obrador aseveró que el único partido que tiene es México y por ello ajustó la postura del gobierno a lo que le obliga la Constitución en cuanto a no opinar acerca de asuntos internos de otros países, para evitar que gobiernos extranjeros interfieran en el nuestro.

Criticó que en el pasado las cosas fueran diferentes y los diplomáticos «muy afanositos, entrometidos y hasta serviles» opinaban de todo.

«El esperar no significa el que nosotros vamos a estar avalando de que hubo fraude, eso no lo sabemos ni nos corresponde, eso lo tiene que resolver la autoridad competente o los jueces en Estados Unidos», apuntó al precisar que ejerció sus facultades como presidente de la República en materia de política exterior y optar por la no intervención en los pueblos del mundo.

Eso de pronunciarnos es, como si fuésemos nosotros jueces electorales; si nuestra constitución establece que debemos ser respetuosos y no intervenir hasta que resuelvan los estadunidenses sus asuntos y no debe haber ninguna preocupación, los pueblos son sensatos», argumentó López Obrador.

Cuestionado respecto a si podría ser perjudicial para los migrantes mexicanos en aquel país el arribo de Biden la Casa Blanca, dado que existe el antecedente de que en gobiernos emanados del partido demócrata las deportaciones de paisanos se incrementan considerablemente, el titular del Ejecutivo federal aseveró que no hay nada qué temer, porque ya hay una política de respeto hacia México.

«Con los demócratas, en el caso que se decida de que gana el señor Biden, no habría ningún problema, porque nosotros tenemos ya definida una política de respeto, no permitiríamos, eso sí, lo que permitió el presidente (Felipe) Calderón: la introducción de armas en el operativos secreto de ‘Rápido y Furioso’. Eso no, pero yo estoy seguro que ni siquiera se van a atrever, en el caso de que se le dé el triunfo al señor Biden, a planteármelo, ni siquiera se van a atrever», afirmó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *