ARGENTINA NEGOCIA UN NUEVO PROGRAMA CON EL FMI PARA EL PAGO DE LA DEUDA DE 44.000 MILLONES DE DÓLARES

El Ministro de Economía de Argentina, Martín Guzmán, mantuvo este martes la primera reunión con representantes del Fondo Monetario Internacional (FMI), para negociar las nuevas condiciones del programa mediante el cual el país sudamericano pagará la deuda de 44.000 millones de dólares, tomada durante la gestión de Mauricio Macri. 

El encuentro se dio durante la tarde en el Palacio de Hacienda, horas después de la llegada de la misión del Fondo a Buenos Aires. Los enviados del organismo permanecerán al menos dos semanas en la capital argentina, durante las cuales mantendrán una serie de reuniones con autoridades del área económica y política del Gobierno de Alberto Fernández.

Con la negociación de este potencial acuerdo, la Casa Rosada buscará extender los plazos de pago mediante un programa de Facilidades Extendidas (EFF, según sus siglas en inglés), que le otorgaría a Argentina un período de al menos 4 años y medio de gracia para comenzar a girar los pagos correspondientes al total de la deuda.   

Este tipo de acuerdo difiere del llamado ‘Stand-By’ que firmó el Gobierno anterior entre 2018 y 2019, y que tiene un plazo máximo de cumplimiento de tres años.  

Además de Guzmán, participaron del cónclave el representante argentino ante el FMI, Sergio Chodos, la directora adjunta del departamento del Hemisferio Occidental, Julie Kozack; el jefe de la misión del organismo para Argentina, Luis Cubeddu; y el representante residente, Trevor Alleyne.

Según informaron fuentes de ambas partes al diario local Ámbito Financiero, se trató de un encuentro «productivo«, aunque no se definieron todavía los lineamientos del posible acuerdo. 

Revisión de Fondo

Durante su estadía en el país, los representantes del FMI revisarán las cuentas públicas argentinas, las demandas del sector privado y el efecto social y económico que ha dejado la caída de la actividad por la crisis del coronavirus. 

En las últimas semanas, Argentina ha logrado contener la presión devaluatoria de los mercados exportadores, y redujo la brecha entre el dólar oficial y el ofrecido en casas de cambio ilegales, el denominado ‘dólar blue’, que bajó de los 195 pesos a los 150. 

No obstante, la falta de divisas en el tesoro del Banco Central podría poner en riesgo los planes de desendeudamiento de la administración Fernández. 

En cuanto a la inflación, otra de las problemáticas que debe resolver el país, acumula hasta septiembre un alza de 36,6 % en los últimos 12 meses. 

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *