TRUMP ABANDONA SUS DEBERES EN MEDIO DE CRISIS PANDÉMICA

El presidente Donald Trump había predicho en casi todos los actos de campaña que los medios de comunicación dejarían de hablar sobre la pandemia de coronavirus el día después de las elecciones. Pero resulta que nadie está ignorando el empeoramiento de la tragedia más que el propio presidente.

En lugar de hacerse cargo mientras el país se hunde cada vez más en la peor crisis interna desde la Segunda Guerra Mundial, Trump ha desaparecido dentro de la Casa Blanca, sin decir nada ante la cámara desde que afirmó sin fundamento hace una semana que el presidente electo, Joe Biden, le estaba robando las elecciones, informó CNN.

Está pasando tiempo con asesores, no elaborando estrategias sobre cómo controlar la emergencia sanitaria fuera de control, sino buscando un camino para ganar unas elecciones que ya se han declarado perdidas. También encontró tiempo para purgar a los principales líderes del Pentágono, y con pocas citas en su agenda pública, parece pasar sus días viendo la cobertura de noticias y tuiteando información errónea sobre el fraude electoral.

En esencia, Trump, su familia y sus asesores están gastando toda su energía tratando desesperadamente de salvar un trabajo, la presidencia, que parece no tener ninguna intención de ejercer en ningún sentido significativo.

Es un fracaso de liderazgo especialmente asombroso y surrealista, dada la crisis de Covid-19 y la posterior agitación económica, incluso para un presidente que minimizó y mintió sobre la verdadera naturaleza de la pandemia y predijo repetidamente que el virus simplemente desaparecería.

Antes de las elecciones, el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, había señalado el camino a seguir al afirmar que la pandemia no podía ser controlada.

Ahora que las elecciones se acabaron, a Trump la Casa Blanca parece importarle incluso menos que antes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *