MAESTRA ENTRE LAGRIMAS CONDENA EL DESINTERES DEL ALUMNADO

El testimonio de una maestra puertorriqueña que rompió en llanto cuando condenaba el desinterés de los estudiantes para aprender, se volvió viral en las redes sociales y la mujer recibió el apoyo de otros educadores que también se enfrentan con este problema, informan medios locales.

«Acabo de dar la clase en el día de hoy y me he topado con la cruda realidad de que tengo jóvenes que no les importa aprender, que no les importa ser nada. Hoy es 10 de noviembre y yo tengo estudiantes que desde agosto nunca se han reportado a la clase. Y ya yo estoy harta, ya yo me siento agobiada y ya no sé ni qué más hacer», destaca entre lágrimas durante una transmisión en Facebook Frances Sánchez, maestra que imparte teatro.

La mujer subrayó que este problema no tiene nada que ver con la educación a distancia introducida por la pandemia de coronavirus, sino que con el desánimo, el desinterés y la falta de compromiso de alumnos. «A esta generación no les interesa aprender, punto», lamenta Sánchez.

«Yo llevo 18 años en el sistema de educación y paulatinamente uno ve la decadencia en la cuestión social, pero nunca había visto el desánimo, el desinterés, la falta de compromiso a niveles tan altos como ahora», comenta la educadora.

Según Sánchez, se trata de una cuestión más cultural, más generacional. La mujer opina que el Gobierno necesita estudiar esta situación social, porque «los maestros están abrumados».

Asimismo, ha contado que hay estudiantes que nunca se han conectado a su lección, nunca han llegado a una clase y que no entregan las tareas. «Yo temo por convertirme en aquello que tanto detesté como estudiante», nota la maestra, en el tipo de profesores «que no se preocupan porque el estudiante aprenda, que les da lo mismo si lo hacen o no».

Los usuarios de las redes sociales han apoyado a la mujer y muchos de los que trabajan en educación han confirmado que se han enfrentado con este problema. Asimismo, han notado que la falta de atención y compromiso de padres junto con la falta de apoyo desde el Ministerio de Educación empeoran la situación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *