OFERTA DE VIVIENDAS DE ALQUILER CRECE UN 53% EN ESPAÑA TRAS EL FRACASO DEL ´MODELO AIRBNB´ DURANTE LA PANDEMIA

El desplome que ha experimentado el negocio de los alquileres turísticos a causa de las limitaciones de movilidad impuestas por la pandemia de covid-19 ha producido un efecto importante en el mercado español del alquiler: muchas de las viviendas que se arrendaban a turistas para estancias breves han retornado al tradicional mercado residencial.

En cifras, este retorno ha incrementado la oferta de vivienda en alquiler residencial en nada menos que un 53 %. El volumen de alquileres por cada mil hogares se sitúa ya en 7,2 frente a los 4,7 de hace apenas 12 meses.

Así lo señala el informe ‘Mercado del alquiler en España 2020’, elaborado por la compañía Servihabitat, que atribuye este incremento «al trasvase de propiedades turísticas de alquiler a corto plazo al mercado residencial», pero también al hecho de que algunos propietarios «que no consiguen alcanzar sus expectativas de precio» a la hora de vender su inmueble, deciden ofrecerlo en alquiler. 

En cualquier caso, en este nuevo escenario, posterior al desplome del llamado ‘modelo Airbnb’ (en referencia a la conocida web de alojamientos turísticos), parece estar propiciando una moderación de los precios de los alquileres. «Todo apunta a que el mayor volumen de oferta provocará que los precios tiendan a cierta estabilización«, indica al respecto el informe, que asegura que «no se esperan para el próximo año variaciones tan elevadas como se han visto en los anteriores».

También aumenta la demanda

Tal como puede leerse en el reporte, «las circunstancias del Covid-19 han impulsado que la demanda nacional de hogares de alquiler haya alcanzado una cota elevada», que se traduce en una subida de 4,9 puntos porcentuales. 

En España, el 23,9 % de la población vive en viviendas de alquiler, una cifra que está por debajo de la media de la Unión Europea, que alcanza el 31 %. Sin embargo, se estima que esa proporción crecerá y que entre los factores que aceleren este proceso estará precisamente el contexto económico derivado de la pandemia. 

El estudio de Servihabitat señala en cualquier caso que «el precio en el segmento del alquiler es uno de los indicadores que se ha visto menos afectado por la crisis sociosanitaria«.

Según este reporte, el precio medio nacional del metro cuadrado en alquiler ha mantenido «una tendencia alcista» durante este año y ya se sitúa en 10,8 euros, y la renta media anual en 918 euros (para una vivienda de entre 80 y 90 metros cuadrados).

No obstante, las variaciones entre diferentes territorios y ciudades son amplias, y oscilan entre los mínimos de provincias como Jaén (408 euros) o Teruel (417 euros) hasta los máximos de Madrid (1.046 euros) o Guipúzcoa (1.190 euros). 

De los españoles que viven de alquiler, algo más dos tercios (67,5 %) tienen entre 26 y 35 años, y el 25 % entre 36 y 45 años. Estas dos franjas de edad concentran la práctica totalidad del mercado nacional de alquiler residencial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *