EL EL PASO TX…’EL POZO’ EN HOSPITAL,,LUGAR DONDE DEJAN MORIR A LOS CONTAGIADOS GRAVES DE COVID-19

Una enfermera ha descrito una escena «horrible» en un hospital de El Paso, Texas, ciudad que se ha convertido en un punto caliente de coronavirus en Estados Unidos, nación que atraviesa su tercer pico de infecciones y hospitalizaciones por el patógeno.

Fuente: www.elfinanciero.com.mx

En un video de Facebook Live de casi una hora publicado el 7 de noviembre pasado, Lawanna Rivers dijo que había cumplido cinco puestos en varios hospitales durante la pandemia de Covid-19, pero que su tiempo en el Centro Médico Universitario de El Paso había sido el peor con diferencia.

«De todas las asignaciones de Covid en las que he estado, esta de aquí realmente me dejó con cicatrices emocionales», aseguró. «La instalación en la que estoy ha superado a la que tenía en Nueva York». Nueva York fue el epicentro del brote de primavera en Estados Unidos.

Rivers estaba muy molesta por la forma en que se trataba a los pacientes más enfermos del hospital. Ella dijo que todos fueron colocados en un área llamada «pozo», donde, dijo, esencialmente los dejaron morir.

«Mi primer día de orientación, me dijeron que cualquier paciente que entra en el pozo solo sale en una bolsa para cadáveres», dijo Rivers.

Rivers expuso que los médicos del hospital no ingresarían al área, y que enfermeras como ella que estaban estacionadas allí tenían órdenes de realizar RCP solo tres veces a un paciente antes de dejar que este muriera.

Esta mujer dijo que se enteró de que los médicos no entrarían al pozo cuando llamó a un médico para pedir ayuda un día con un paciente que sangraba abundantemente. Dijo que el médico le dijo que para evitar la exposición al virus no entraban a las habitaciones de los pacientes más enfermos de Covid-19.

En las tres semanas y media que estuvo en el hospital, dijo Rivers, nunca vio a un médico entrar en un pozo de Covid-19. 

«Los médicos ni siquiera ponen un pie en esas salas de Covid para ver a esos pacientes», mencionó, y agregó: «Nosotros, como enfermeras, está bien que estemos expuestos, pero ustedes, como médicos, ni siquiera entran allí”.

Rivers dijo que se ofreció como voluntaria para trabajar en un pozo todos los días, con la esperanza de que la continuidad de la atención ayudaría a sus pacientes a mejorar, pero que no importaba porque estaban demasiado enfermos en ese momento.

La enfermera también cuestionó la atención que recibieron los pacientes anteriormente.

«Nunca he experimentado, y no tengo palabras, por lo que acabo de experimentar en El Paso, Texas», comentó. «Si esos médicos trataran agresivamente a esos pacientes desde el principio, muchos más doctores también lo harían».

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *