SEDENA ABRE PUENTE AÉREO Y TERRESTRE PARA LLEVAR AYUDA A TABASCO

En la plataforma del Aeropuerto Internacional de esta capital un grupo de elementos del Ejército Mexicano se apresura a bajar las poco más de seis toneladas de despensas con productos básicos, de un avión Spartan C-27J, como parte de la ayuda que se le entregará a los damnificados por las inundaciones en esta entidad.

Cada bolsa de plástico negro, pesa aproximadamente 31 kilos, en su interior hay frijol, arroz, azúcar, latas de atún, aceite, harina de trigo, harina de maíz, puré de tomate, galletas, sal, pasta para sopa, café soluble y leche en polvo.

Cada despensa está calculada para que una familia, en promedio de cinco integrantes, pueda subsistir en un periodo de 20 días, aproximadamente.

El martes, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) inició un puente aéreo y terrestre para trasportar ayuda humanitaria para los afectados por las inundaciones en diferentes comunidades tabasqueñas, ocasionadas por las lluvias y la apertura de las compuertas de la presa Peñitas.

El objetivo es trasladar 108 toneladas en una primera etapa, de víveres consistentes en productos de la canasta básica, como parte de los trabajos del Plan DN-III-E que el Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos.

En el Centro de Acopio de la Sedena, ubicado en la colonia Aviación Civil, el personal militar arma las despensas, serán 3 mil 500, de las cuales 43.4 toneladas son trasladadas a la Base Aérea Militar número 19, en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Para su traslado por aire, la Fuerza Aérea Mexicana dispuso de dos aviones Hércules C-130, dos Casa C-295 y un Spartan C-27J, con diferentes capacidades de carga.

Por tierra, seis tractocamiones trasportarán 65.1 toneladas de víveres, desde el Centro de Acopio, en una ruta que también concluirá en esta ciudad de Villahermosa.

Son aproximadamente las 11:00 horas de este miércoles y los integrantes del Ejército saben que atrás del avión Spartan C-27J, que llegó con seis toneladas de ayuda, está por aterrizar un Hércules C-130, que llegará con casi diez toneladas de despensas.

“Nuestras operaciones aéreas son tanto de transporte de víveres, como equipamiento de bombas de agua, prácticamente eso es lo que hemos prestado el apoyo.

“Este vuelo consistió en trasportar 6.6 toneladas de víveres para las personas que lo ocuparán acá en Tabasco, no tenemos una fecha, el mal clima va a continuar, estaremos hasta que lo ocupe el pueblo de México”, comentó el capitán segundo de Fuerza Aérea Andrés Aedil Alonso Sánchez, a cargo del avión Spartan C-27J.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *