CASINOS REPORTAN PÉRDIDAS DE HASTA 350 MILLONES DE PESOS

Aarón Santoyo, presidente local de la Asociación de permisionarios operadores y proveedores de la industria del entretenimiento y del juego de apuestas en México, se pronunció en contra del estigma de giro negro dentro del gobierno y la sociedad civil e hizo un llamado a las autoridades para que los deje trabajar, pues han tenido pérdidas millonarias en 8 meses de completa inactividad.

En Chihuahua, operan casinos en Juárez (9), Chihuahua (6), Delicias (2), Cuauhtémoc (1) y Parral (1), todos ellos trabajando con pérdidas y adeudo de rentas, impuestos y contracciones; hasta el momento se reportan pérdidas de hasta 350 millones de pesos, además de graves afectaciones a dueños de bienes inmuebles y una extensa red de proveedores de bienes y servicios con quienes se forma una cadena de no pago, dadas las circunstancias.

“Solicitamos dejar a un lado los prejuicios y evaluar de maneta técnica los lineamientos y las resoluciones a los cuales estamos comprometidos como empresas responsables con la sociedad , con el gobierno y, por supuesto, con el sector salud. Solicitamos que se sensibilice en la necesidad urgente y prioritaria de miles de familias chihuahuenses que necesitan sufragar sus necesidades elementales en alimentación, de vivienda y de prestación social”, dijo textual el empresario.

Explicó que a nivel local 10 mil familias dependen directa e indirectamente de la economía que gira alrededor de los casinos, desde proveedores de alimentos, técnicos de mantenimiento de maquinas y sistemas, personal de limpieza de alfombras, valet parking, músicos, meseros, además de personal operativo y administrativo de los establecimientos.

A decir de Santoyo, los casinos son espacios mucho más seguros que otros sectores comerciales considerados para iniciar actividades antes que ellos, debido a que pueden cumplir con altos estándares de prevención e incluso, cuentan con un plan de acción bajo protocolos avalados por la Secretaría de Salud y se encuentran clasificados como espacios de riesgo bajo o moderado, por lo cual no se explican la razón de que aún no les permitan operar.

“Pensar que todas las personas que van al casino tienen un vicio, es un error, es como decir que todas las personas que van a un gimnasio son vigoréxicos, la personas que sufren ludopatía son muy poas en porcentaje y deben atenderse; nosotros somos centros de entretenimiento y esparcimiento”, concluyó.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *