SUN BOWL QUEDA CANCELADO POR COVID

Considerado como el segundo tazón colegial más viejo en los Estados Unidos, el Sun Bowl se jugó por primera vez el 1 de enero de 1935 como un evento de recaudación de fondos para un club de servicio social. Desde entonces se había jugado de manera ininterrumpida, hasta este año en que la edición número 87 no se llevará a cabo, según se dio a conocer ayer de manera extraoficial.

El Sun Bowl (Tazón del Sol), que es ya una tradición en El Paso, estaba programado para llevarse a cabo el 31 de diciembre próximo en el estadio del mismo nombre a las 12:00 pm, pero según Brett McMurphy, de Stadium, y con varios años de experiencia en la cobertura del futbol americano colegial, diversas fuentes le confirmaron que el partido ha sido cancelado.

Sólo detrás del Tazón de las Rosas en antigüedad, en los últimos años el Sun Bowl era protagonizado por un equipo de la Conferencia Pac-12 y uno de la Conferencia de la Costa Atántica (ACC). En la edición del 2019, los Sun Devils de Arizona State derrotaron 20-14 a los Seminoles de Florida State.

Al cierre de esta edición, la Asociación del Sun Bowl no había hecho pública alguna declaración al respecto, pero a mediados de año, su director ejecutivo, Bernie Olivas, ya había dejado abierta la posibilidad de que este año no se llevara a cabo el juego cuando la ACC y el Pac-12 empezaron a poner en duda la realización de sus temporadas debido a la contingencia sanitaria.

De 12 a 15 millones de dólares es el impacto económico directo que genera el juego del Sun Bowl en El Paso, según menciona el sitio oficial del tradicional partido anual (sunbowl.org), que cita un estudio que realizó David Schauer, del Departamento de Economía de UTEP. La cifra no incluye el valor de exposición de esta región fronteriza en los medios nacionales como resultado del juego.

“Hasta este momento, no veo la manera de que se juegue si una de nuestras Conferencias no va a jugar en el mes de diciembre”, declaró Bernie Olivas a la estación local KTSM. “Así es, yo creo que nuestro partido de diciembre será cancelado”, declaró Olivas en el mes de agosto.

Pero a finales de septiembre, el optimismo volvió a Olivas cuando la Conferencia Pac-12 dio a conocer que sí tendrían temporada de otoño reducida a siete juegos por equipo.

“Estamos extremadamente felices porque tendremos a los dos equipos de las conferencias con que tenemos contratos jugando en el Tony the Tiger Sun Bowl el 31 de diciembre”, declaraba Olivas el pasado 26 de septiembre.

Previamente, la Asociación del Sun Bowl anunció a mediados de noviembre la cancelación del torneo de basquetbol de invitación WestStar Don Haskins, que estaba programado para los días 21 y 22 de diciembre y que también es ya una tradición en torno a la celebración del partido de futbol americano.

Además, este año el desfile del Día de Acción de Gracias se llevó a cabo de manera virtual el pasado 26 de noviembre. 

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *