CHIVAS IGUALÓ CON LEÓN EN LA IDA Y DEJAN EN SUSPENSO EL PASE A LA FINAL

Con penalti de JJ Macás, el Rebaño empató 1-1 con La Fiera que se había adelantado con gol de Fernando Navarro

Chivas tendrá que ir a matar al León a Guanajuato. El Guadalajara logró sobreponerse a un tibio arranque de partido mandando a toda su artillería para conseguir emparejar fuerzas en el primer episodio de la Semifinal contra los rojiblancos.

El arranque de partido fue de análisis, en donde ambas escuadras trataban de imponer sus condiciones, pero con muchas precauciones para no abrirle la puerta al rival; sin embargo, La Fiera fue adueñándose poco a poco del balón hasta irse convirtiendo en dominador del partido.

Joel Campbell fue la llave para abrir el cerrojo rojiblanco, ya que en un gesto individual recibió el esférico en el área, recortó a Gilberto Sepúlveda para dejarlo tendido en el césped y habilitó a Fernando Navarro que se incorporó por sorpresa para cruzar el balón y derrotar a Raúl Gudiño.

El planteamiento que implementó de arranque Víctor Manuel Vucetich no funcionó como él esperaba, ya que Oribe Peralta fue superado por la velocidad y fortaleza de los centrales del conjunto del Bajío, Fernando Beltrán no pudo tomar la pelota tras ser ubicado como enganche, por lo que el estratega del Guadalajara tuvo que adecuar mandando a José Juan Macías y Alexis Vega para el arranque del segundo tiempo.

Cuatro minutos después, Chivas consiguió la primera de peligro al aprovechar un error de Rodolfo Cota que trató de cortar un avance pero derribó a Uriel Antuna, lo que el silbante decretó como penalti. JJ respiró, se perfiló y mandó el balón al fondo de la red.

El empate sacudió a León, por lo que los rojiblancos trataron de aprovechar el momento anímico con un latigazo a Alexis Vega que llegó a línea de fondo y mandó la pelota a segundo poste buscando a Antuna, que remató de primera ocasión pero mandó la pelota ligeramente a un costado de la puerta visitante.

La polémica apareció en el encuentro cuando en una jugada Nico Sosa remató de cabeza pero el esférico se estrelló en el brazo de Antonio Briseño, lo que en la revisión silenciosa del VAR no fue consideraron como penalti.

El Rebaño estuvo a punto de llevarse la ventaja cuando en un contragolpe Cristian Calderón habilitó a Miguel Ponce, que remató ante la salida de Cota, enviando el esférico dramáticamente rumbo a la puerta, pero Stiven Barreiro se tendió para mandar la pelota hacía fuera del campo.