CORTAN UN CARGUERO NAUFRAGADO CON MÁS DE 4.000 AUTOS A BORDO CON UNA ENORME CADENA DE ACERO PARA SACARLO A FLOTE

En septiembre de 2019, el carguero MV Golden Ray naufragó frente a las costas de Georgia (EE.UU.), luego de zarpar de Brunswick con más de 4.000 autos a bordo. Todos los miembros de su tripulación fueron rescatados con vida, en el transcurso de una larga y costosa operación de rescate que obligó a taladrar un agujero en el casco del buque.

Desde entonces, el navío, de 200 metros de eslora y más de 71.000 toneladas de arqueo bruto, ha estado posado en el lecho marino, semihundido de costado, mientras expertos en salvamento marítimo buscan un plan para extraerlo junto con su contenido.

Ahora, más de un año después del incidente, se iniciaron labores de remoción del Golden Ray, que, imposibilitado de recuperación completa, será necesariamente cortado en ocho secciones. La semana pasada se llevó exitosamente a cabo el primer corte, en un proceso impresionante que no fue tarea fácil y requirió de una gigantesca maquinaria, informó el diario The Brunswick News

En detalle, fue necesaria la participación del Versabar VB-10000, un buque elevador que consta de dos plataformas flotantes y una enorme grúa, usado con frecuencia para reparar plataformas petrolíferas en alta mar. Bajo la grúa se dispuso una cadena de acero de enormes proporciones, propulsada por dos grandes motores. Mediante movimientos en vaivén, hacia delante y atrás, la cadena hizo las veces de sierra, triturando el metal hasta lograr separar una sección completa, explica el portal Gizmodo.  

La proa del barco fue la primera parte en ser separada, en un proceso que requirió tres semanas de esfuerzos. El gigantesco trozo obtenido fue levantado con ayuda del Versabar y se estima que pesó unas 6.0000 toneladas, incluyendo el sedimento acumulado, el agua y los restos de vehículos que estaban en su interior. Fue colocado en la barcaza Julie B, que transportará todos los residuos a un centro de reciclaje en Luisiana.

Antes de chatarrizar el Golden Ray, perteneciente a la compañía Hyundai Glovis Co. – filial logística del Grupo Hyundai Motor–, le será extraído lo que quede de los coches y se reutilizarán las piezas que así lo permitan.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *