Sorpresa y molestia se llevaron turistas cuando llegaron a las diversas zonas arqueológicas de Yucatán y les informaron que permanecían cerradas; se trata de Chichen Itzá, Dzibilchaltún, Mayapán, Museo Palacio Cantón y el centro INAH.

Trabajadores del INAH instalaron cintas para impedir el paso de los visitantes e informaron que la determinación obedece al reclamo por la falta de pagos y prestaciones de fin de año.

Líderes sindicales denuncian mala administración, entre las demandas destacan:

  • No al recorté presupuestal en el INAH, que afecta las funciones sustantivas y que impactan en el mantenimiento de museos y zonas arqueológicas
  • Piden que el INAH-Cultura tomen las previsiones presupuestales necesarias para garantizar los pagos salariales y prestaciones de fin de año 2020
  • No más atrasos en los pagos de las prestaciones de los trabajadores
  • Señalan que las prestaciones de los trabajadores no se negocian, se respetan y se cumplen en tiempo y forma
  • Exigen la entrega inmediata de ropa de trabajo
  • Insumos y equipo de protección necesarias para garantizar la salud de los trabajadores y los visitantes

También hablaron de la excesiva burocracia, plazas vacantes donde se cobra un salario, presupuesto recortado, calificaron como inoperable al INAH para el 2021.

Los grupos que conforman la unión de sindicatos del INAH aseguran que agremian a más de 3 mil trabajadores en todo el país.

También puedes leer:

Se informó que ya hay mesa de diálogo con las autoridades y esperan que en el transcurso de las próximas horas se llegue a un arreglo, de lo contrario las zonas arqueológicas seguirían cerradas.

Apenas en el mes de septiembre Chichen Itzá abrió sus puertas, aunque con los recientes huracanes permaneció cerrado por unos días.