VINICIUS JR. LE DIO LA VICTORIA A LOS MERENGUES SOBRE EL SEVILLA

Por la mínima diferencia, gracias al tanto del brasileño los de la Casa Blanca dieron cuenta de los andaluces por 0-1

El Real Madrid ganó por 0-1 al Sevilla con un gol del brasileño Vinicius Jr., suficiente para lograr el tanto de la victoria y para «cambiar el chip», como pidió Zinedine Zidane, zanjar de momento su crisis y coger moral para el partido decisivo de la Champions League ante el ‘Gladbach’.

En un duelo de urgencias, de necesidades, en un Ramón Sánchez-Pizjuán vacío, sin el ambiente clásico de todo Sevilla-Real Madrid, a ambos equipos les urgía ganar y cambiar la mala imagen de sus derrotas en la Champions, contra el Shakhtar ucraniano (2-0) los merengues y ante el Chelsea (0-4) los andaluces.

Con bajas en ambos conjuntos (Ramos, Mariano, Jovic, Carvajal, Valverde y Hazard en los de Zidane; y Vaclík, Escudero y Acuña en el cuadro de Julen Lopetegui), el Real Madrid tuvo una salida fulgurante y controló por completo el juego, pero con poco premio. Los madridistas, muy concentrados, con garra por estar heridos en sus orgullos y con una presión muy alta, se hicieron con el dominio total desde el inicio y gozaron de ocasiones claras, aunque les faltó efectividad para trasladar su neta superioridad al marcador.

El Madrid avisó a los 55 segundos, en un tiro cruzado de Vinicius que rozó el gol, lo que acrecentó el nerviosismo del meta Youssef Bounou, que reaparecía tras superar la Covid-19 y estuvo a punto de provocar el 0-1 a los 5 minutos en un fallo con el pie que peleó el incisivo Vinicius, aunque desbarataron el peligro entre el marroquí y Diego Carlos.

En la reanudación varió el guión. El Sevilla reaccionó, se fue arriba y metió en problema a un Real Madrid que bajó físicamente, cansado por sus últimos exigentes compromisos, aunque aguantó bien las embestidas de un conjunto hispalense mucho más vertical, mandón y protagonista, aunque no acertó en sus aproximaciones.

Lo intentó el neerlandés Luuk de Jong de chilena, a pase de Navas, en el 52, pero Thibaut Courtois resolvió sin apuros, y en alguna acción aislada de Lucas Ocampos, hasta que la pólvora mojada que antes habían tenido los merengues se convirtió en el 0-1 tras la maniobra del omnipresente Vinicius, en el minuto 55, al desviar lo justo un balón desde la derecha de Ferland Mendy.

A partir de ahí, y con los cambios ofensivos de Lopetegui para buscar más profundidad con Óliver Torres, Gudelj, Suso, En-Nesyri e Idrissi, el Sevilla se hizo dueño del juego, pero le faltó claridad para empatar ante un Madrid muy sólido, concentrado y trabajador, que neutralizó todos los intentos a la desesperada de los andaluces.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *