PESE A QUE RÍOS EN TABASCO VAN A LA BAJA, CONTINÚAN INUNDACIONES EN ALGUNOS POBLADOS

Después de las torrenciales lluvias en Tabasco, los principales ríos del estado se encuentran por debajo o muy cercanos a su nivel crítico de inundación, informó la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Durante la reunión de control presidida por el gobernador Adán Augusto López Hernández, la Conagua explicó que, con excepción del río De la Sierra, los principales afluentes mantienen una tendencia a la baja.

El río Pichucalco se encuentra 1.33 metros por debajo de su nivel crítico de inundación (que se sitúa en 23.12 metros sobre el nivel del mar; el De la Sierra está 29 centímetros debajo de su nivel crítico (que es de 7.49 metros), y el Grijalva, después de su paso por Villahermosa, se ubica 24 centímetros por debajo de su nivel crítico (4.74 metros).

Por su parte, el Puxcatán se ubica 73 centímetros por debajo de su nivel crítico (que es de 9.85 metros); el Tulijá ya está a 3.65 metros de su nivel crítico (que es de 10.99 metros), y el Usumacinta se encuentra a sólo 16 centímetros sobre su nivel crítico, por lo que se espera que este miércoles continúe su tendencia a la baja.

La Conagua señaló que en las regiones de Jonuta y Centla, algunos poblados siguen con inundaciones, «allí es necesario que el nivel de los ríos siga descendiendo para que de forma natural disminuya la cantidad de agua anegada».

 

Subrayó que por lo pronto siguen operando 20 equipos de bombeo en los municipios de Balancán, Centro, Emiliano Zapata, Jalpa de Méndez, Jonuta, Nacajuca y Tacotalpa.

Agregó que, desde el 1 de noviembre pasado, se han extraído más de 31 millones 100 mil metros cúbicos de agua anegada y entregó cuatro millones 320 mil litros de agua potable, en beneficio de 127 mil 900 personas.

 
 
Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *