SIN CELEBRACION A LA VIRGEN EN LA CATEDRAL

Este sábado 12 ha sido atípico para la feligresía católica que ha enfrentado restricciones para llevar a cabo su tradicional celebración por el día de la Virgen de Guadalupe, ya que las autoridades no permiten la realización de procesiones.

La Catedral local colocó un altar con una imagen grande de la Virgen justo a la puerta del templo de La Misión e instaló barreras para controlar el ingreso de los fieles al atrio y dejen su respectiva ofrenda.

No se realizaron las tradicionales misas ni mucho menos danza, ni los rezos del Rosario para evitar aglomeraciones de personas y contrarrestar los contagios del coronavirus.

Este año tampoco se instalaron los tradicionales puestos de comida ni de venta de artículos religiosos en los alrededores de la Catedral.

La Coordinación de Seguridad Vial mantiene operativos en las calles aledañas al templo, así como aquellas que se utilizaban para las procesiones o caravanas de danzantes, a fin de evitar que se lleven a cabo.

La Diócesis local ha hecho el llamado a la feligresía para que recen desde sus casas, e instalen altares ahí mismo ante la orden de que los templos permanezcan cerrados.

«Entiendo que esta situación de este virus tan horrible nos cambió todo, pero no podía dejar de venir a rezarle a mi Virgencita de Guadalupe, ni mucho menos dejar de danzarle como cómo lo hago desde que tenía 16 años», dijo Maria, quien dejó una ofrenda.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *