NUEVO GIRO EN EL CASO POR LA MUERTE DE MARADONA: ALLANAN A UN EMPLEADO DEL ABOGADO DEL `DIEZ´

Los fiscales que investigan la muerte de Diego Armando Maradona allanaron este martes el domicilio de un chofer que trabajaba para Matías Morla, el abogado del ‘Diez’, ya que habría estado presente en el barrio privado de la Provincia de Buenos Aires (Argentina) donde se alojaba el ‘Pelusa’ al momento del fallecimiento. Este sujeto de 44 años se identificó en el proceso como «empleado de Morla«.

En el allanamiento, producido durante la madrugada en un inmueble de la Ciudad de Buenos Aires, se incautó un iPhone 8: «La importancia del secuestro de dicho elemento radica en que podría resguardar en ese dispositivo información valiosa vinculada al suceso», sostuvo la Fiscalía de San Isidro.

«Era un fantasma»

Esa dependencia judicial explicó que el operativo se ordenó porque, tras corroborar que el hombre había estado presente en el predio donde murió Maradona, nunca lo notificó a las autoridades, a pesar de la magnitud del acontecimiento.

«Era un fantasma en el caso. Era uno de los pocos que estuvo presente cuando murió Maradona y cuando intentaron reanimarlo, y lo más sugestivo es que nadie lo había mencionado en la causa», dijo un investigador, citado por Télam.

Según la Fiscalía, la fecha en que murió el exfutbolista el implicado ingresó a las 11:44 (hora local) con un Ford Focus a nombre de Morla, el abogado de Diego. Hasta las 18, dicen los fiscales, entró y salió varias veces del barrio privado. Por lo pronto, este sujeto no está imputado con ningún cargo en su contra. 

Igualmente, desde el entorno de Morla sostienen que el hombre trabajaba como chofer de Maradona, y presuntamente ese día trasladó a la psiquiatra que asistía al exfutbolista. 

Empezaron los peritajes a computadoras de los médicos

Este martes por la mañana también comenzaron los análisis de ocho computadoras portátiles, una de escritorio, un disco rígido y una tablet, que fueron secuestrados en los allanamientos a los médicos que atendían a Maradona antes de morir: su doctor personal, el neurocirujano Leopoldo Luque, y la ya mencionada psiquiatra, Agustina Cosachov. 

El viernes pasado, ya se habían peritado cuatro teléfonos celulares de ambos profesionales. De esta forma, los fiscales intentan obtener información ligada a la atención del ‘Pelusa’, para determinar si hubo negligencia médica. Entre tanto, Luque está imputado bajo el cargo de «homicidio culposo«, aunque las indagaciones apenas comienzan y el caso todavía no tiene un fallo de la Justicia. 

Por otro lado, los investigadores también encontraron dos teléfonos en la habitación donde dormía Maradona el día de su muerte, pero por el momento la Fiscalía prefiere preservar la privacidad del difunto. 

Maradona murió el miércoles 25 de noviembre por un «edema agudo de pulmón secundario a una insuficiencia cardíaca crónica reagudizada», según los forenses. El deceso se produjo en una casa alquilada en el partido de Tigre, Provincia de Buenos Aires, mientras se recuperaba de una operación en su cabeza por un hematoma subdural. Tras la muerte, muchos fanáticos criticaron que el ‘Diez’ no habría estado listo para ser dado de alta y abandonar la clínica.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *