ANTICIPAN DESASTRE POR SEGUNDA OLA DE RESTRICCIONES

Las empresas de consumo se tambalean ante la declaración de un segundo semáforo rojo, justo en la temporada de mayores ventas. El S&P/IPC, indicador formado por las 35 empresas más importantes del país cayó 1.02%. Las acciones de Alsea perdieron 4.25%, las de Liverpool, -3.48; y las de Femsa, -2.59%. Otras compañías golpeadas por el anuncio fueron Chedraui, cuyas acciones perdieron 4.93%; Grupo Sanborns, -3.33%; y Soriana, -2.79%.

Julián Fernández, analista de Bursamétrica, consideró que muchas empresas no podrán resistir esta segunda etapa de restricciones, mientras que, las que lo logren, tardarán más en recuperarse.

Muchas empresas preveían una situación así, pero ante el tema de la vacuna se veía lejana la posibilidad de un nuevo semáforo rojo. Vivimos un parteaguas. El gobierno realmente tuvo que tomar decisiones fuertes, decidir qué vale más, la economía o el bienestar social. Ante esta situación, las empresas pensaron que iba a defender a la economía. Fue la salud, algo bueno, pero descuida la integridad de la economía, en el punto alto del consumo.”

 ¿HABRÁ ESTÍMULOS?

Tras darse a conocer que la Ciudad de México y el Estado de México entra­rían en una segunda ola de restricciones a la movilidad, los empresa­rios de diferentes secto­res, entre ellos el restaurantero, insistieron en la necesidad de estí­mulos fiscales para poder sobrevivir a la crisis que significará el cierre de sus unidades.

 SIN MÁS COLCHÓN

Con el semáforo en rojo también regresó el pesi­mismo, pues ahora la pregunta entre los inver­sionistas, empresarios y consumidores es cuánto tiempo durará esto, “y si las empresas podrán resistirlo o se verán obli­gadas a quebrar o a ven­der activos”, consideró Luis Alfonso Alvarado, analista de Banco Base.

 COMPRAS DE PÁNICO

Las compras de pánico se repitieron. Los mexicanos asistieron a tiendas como Walmart, en Calzada Guadalupe. En dicho establecimiento la gente hizo filas para entrar, mientras que, mediante altavoces se recordaba a la población que nos encontramos en semáfo­ro rojo.

PREVÉN EFECTOS PERMANENTES

Un segundo cierre de las actividades consideradas no esenciales impactará principalmente en los restaurantes y los cines, algunos de estos negocios sufrirán efectos negativos permanentes.

Se está condenando a miles de trabajadores al desempleo y a los restaurantes a la quiebra. En todo el mundo, el confinamiento fue acompañado de medidas de apoyo gubernamentales”, sostuvo la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac).

La industria restaurantera lamenta y ve con profunda preocupación el nuevo cierre de actividades del sector en el Valle de México, limitándolo sólo a las entregas a domicilio. Esto provocará una crisis irreversible, impactando la economía de miles de familias”, acotó en un comunicado.

De acuerdo con la Canirac las afectaciones serán millonarias, pues no hubo un aviso previo que permitiera a los restaurantes terminar con su inventario, lo cual provocará pérdidas millonarias ya que el sistema de entregas a domicilio no es suficiente para canalizar todos los productos perecederos con que cuentan en este momento.

Tan solo a final de año se calcula que pueden cerrar en todo el país 122 mil restaurantes y perderse 450 mil empleos. En la Ciudad de México y su Zona Metropolitana hasta noviembre, habían cerrado definitivamente 13 mil 500 establecimientos. Los cines, donde destacan empresas como Cinépolis y Cinemex, también deberán cerrar sus puertas.

Al respecto la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (Canacine) dijo: “Respaldamos la decisión del gobierno de la CDMX y del Estado de México”.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *