TRAS PANDEMIA, SECTOR TURÍSTICO DE CDMX DEJARÍA DE RECIBIR 75 MMDP

En enero los registros eran mejores que los de 2019, pero con la pandemia se pasó de unos 14 millones de turistas a sólo cinco millones, una contracción de 64 por ciento.

Al cierre de 2020, el sector turístico de la Ciudad de México habrá dejado de recibir al menos 75 mil millones de pesos a causa de la pandemia por covid-19, siendo la industria restaurantera la que más afectaciones tendrá.

Ello debido a que, de marzo a la fecha, la capital ha recibido poco más de cinco millones de turistas, a diferencia de los 14 millones que llegaron durante 2019, de acuerdo con el secretario en Turismo, Carlos Mackinlay.

El 2020 inició bien. En enero varios hoteleros comentaron que tenían mejores registros que los del año pasado y así concluyó el mes y prácticamente todo febrero, pero a partir de marzo fue una caída muy fuerte en todo el segmento turismo”, dijo en entrevista con Excélsior.

Agregó que, así como ha sucedido en otra grandes ciudades del mundo, esta urbe verá mermados sus ingresos debido a las acciones que se han tenido que implementar para frenar el avance del SARS-CoV-2.

Sólo la recaudación por el Impuesto Sobre Hospedaje tendrá una reducción de 300 millones de pesos.

Son las grandes ciudades las que han sufrido mucho más el impacto de la crisis en el mundo, con respecto a los destinos, por ejemplo, de playa. La gran diferencia es que a un destino de playa llegas a un hotel y prácticamente te pasas todo el día al aire libre, donde las posibilidades de contagio son mucho menores y, por lo tanto, hay una afluencia mayor”, señaló.

Mackinlay informó que, de junio y hasta antes de que la ciudad regresara a semáforo rojo, el sector ya había recuperado 200 mil empleos directos, no obstante consideró que podría ser hasta Semana Santa o en las vacaciones de Verano de 2021 cuando el panorama para el rubro podría mejorar.

SE PREPARAN PARA REGRESAR

El secretario de Turismo destacó que pese a la pandemia el sector ha aprovechad para continuar con su expansión.

El segmento hotelero espera para los próximos meses un incremento en el número de habitaciones, con la inauguración de al menos 25 nuevos desarrollos; además, en el caso de los ya existentes, aprovecharon han aprovechado los cierres para remodelar sus instalaciones y mejorar sus servicios.

Estamos hablando aquí la Ciudad de México de alrededor de 570 hoteles registrados en las distintas asociaciones; más de 400 moteles también registrados en las asociaciones. Nosotros trabajamos sobre un universo de cerca de cinco mil restaurantes de calidad turística y un conjunto de prestadores de servicios turísticos directos e indirectos de 15 mil”, detalló.

ACTOS POSPUESTOS, NO CANCELADOS

En tanto, encuentros deportivos como Fórmula 1, Fórmula E, NBA y NFL, señaló que no hubo cancelaciones y que sólo se pospusieron, por lo que los contratos se extenderán un año más.

En ese mismo talante de miras en el futuro, Mackinlay dijo que están preparados para cuando las condiciones les permitan operar con normalidad.

Hay que echar mano de herramientas novedosas, distintas, que nos permitan recuperar con creces los niveles perdidos; afortunadamente la Secretaría de Turismo tiene una magnífica relación con todas las asociaciones de prestadores de servicios turísticos y tenemos una campaña, que aún no voy a anunciar, pero la tenemos lista efectivamente para arrancarla en el momento en el que sea preciso.

Es una campaña sobre la base de promociones e interacciones entre hoteles, restaurantes, teatros, museos y parques de entretenimiento”, adelantó.

CIERRAN, PERO NO TODO EL CENTRO HISTÓRICO

Las calles del primer cuadro de la ciudad estuvieron cerradas ayer con vallas metálicas y vigilancia policiaca para evitar que se instalaran ambulantes en Tacuba, Corregidora o Correo Mayor, donde hasta el sábado había una concentración importante de informales.

Así que esas calles estuvieron vacías, pero quienes iban a hacer compras navideñas caminaron unas diez calles para llegar a La Lagunilla o La Merced, sin importarles el semáforo epidemiológico en rojo.

Veníamos por juguetes, pero todas las tiendas están cerradas y los puestos de la calle no están. Vamos a caminar más a ver si encontramos algo por aquí”, dijo, Araceli, de 24 años, que iba con una amiga.

Por República de El Salvador caminaba, Juan de 22 años. Él y su papá habían ido hasta La Lagunilla.

Yo venía a buscar los juguetes de mi hijo, venía a las jugueterías, pero sólo hay puestos ambulantes en la zona de La Lagunilla y están dando al doble de caro; un juguete que cuesta 500 pesos lo quieren vender en mil pesos”, lamentó.

Por la misma calle avanzaba Ana con su esposo: “Caminamos muy lejos, unas diez cuadras hasta La Lagunilla y allí compramos juguetes y ropa para los niños; ya venimos de regreso.

Está bien que hayan cerrado todo, finalmente son las medidas de seguridad por la pandemia, nada más que sí caminamos mucho. La Lagunilla está llenísima de gente”.

En Circunvalación la escena era impresionante: miles de personas sobre la avenida comprando ropa, chamarras o juguetes a lo largo de la avenida, lo mismo que en los puestos que están en las calles que cruzan la avenida.

También cientos de personas comían tacos, pambazos o tortas en los puestos de comida apostados sobre la banqueta.

En la zona también había policías que sólo observaban.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *