EXPUESTOS MIGRANTES A PLAGIOS POR PROTOCOLO

El secuestro es una de las principales actividades de las organizaciones criminales en México, y durante la pandemia de Covid-19 esta situación no se ha detenido, afectando a los migrantes, denunció la Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho.

La organización presentó el informe “En la boca del lobo. Contexto de riesgo y violaciones a los Derechos Humanos de personas sujetas al programa Quédate en México”, en el que se expone parte de este problema.

En Ciudad Juárez, autoridades han detectado casos de secuestros principalmente en las zonas de Anapra y el Valle de Juárez, donde integrantes de grupos criminales mantienen retenidos a los migrantes hasta que sus familias les depositan las cantidades exigidas.

“Tal como lo definió Antonio Mazzitelli, jefe de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en México, el secuestro y extorsión de migrantes es un mercado coadyuvante, y algunas veces sustitutivo del mercado de la droga. Según la Comisión Nacional de Derechos Humanos, en el 2009, esta actividad supuso un ingreso de aproximadamente 50 millones de dólares para el crimen organizado, una cifra conservadora frente a los 6 mil 600 millones de dólares que indicó, para el 2010, la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en México”, señala el informe.

“En la boca del lobo” destaca la vulnerabilidad de las personas sujetas al programa Quédate en México ante los secuestros, ya que se encuentran en zonas de riesgo en México controladas por las redes del crimen organizado.

A través del programa Quédate en México, también conocido como Programas de Protección a Migrantes (MPP, por sus siglas en inglés), el Gobierno de Estados Unidos ha retornado a más de 21 mil extranjeros a Ciudad Juárez, para que esperen aquí su proceso de asilo político ante la Corte de Inmigración de El Paso. 

Un informe del trabajo realizado por la organización Médicos Sin Fronteras (MSF) en las fronteras de México indica que el 68 por ciento de los refugiados y migrantes beneficiarios de sus programas de atención fueron víctimas de múltiples formas de violencia, entre las que se cuenta la violencia sexual reportada por un tercio de las entrevistadas. También reportó que durante el mes de septiembre del 2019 atendieron a 11 migrantes, víctimas de secuestro y tortura, lo que equivale al número total de atendidos durante los primeros ocho meses del año.

“Los sobrevivientes narraron en consulta médica y psicológica haber sido llevados a casas abandonadas donde fueron obligados a quitarse la ropa, fueron atados con lazos durante horas, expuestos a la intemperie a altas temperaturas y bajo las inclemencias del tiempo a cambio de que proporcionaran los números de teléfono de sus familiares”, reportó MSF.

En noviembre pasado, elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) rescataron a seis migrantes que se encontraban secuestrados por seis hombres en el poblado de Praxedis G. Guerrero, en el Valle de Juárez. Los integrantes de un grupo delictivo les habían prometido cruzarlos a Estados Unidos, sin embargo, los mantuvieron en cautiverio, exigiéndoles a sus familias dinero por su liberación, informó la Fiscalía General del Estado.

El 29 septiembre, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) detuvieron a cuatro hombres, dos de ellos menores de edad, en la  calle Hipocampo de la colonia Rancho Anapra, donde tenían secuestrados a siete migrantes a quienes exigían 80 mil dólares a cambio de su liberación.

De acuerdo con la información proporcionada a través de un comunicado de prensa, los cuatro jóvenes fueron detenidos por su presunta responsabilidad en la comisión de los delitos de privación ilegal de la libertad y delitos contra la ley federal de armas de fuego y explosivos.

Los migrantes narraron a las autoridades haber ido al cerro de Anapra con la finalidad de cruzar de manera ilegal a los Estados Unidos, pero se encontraron a dos hombres en el lugar, los cuales les dijeron que ellos les podían ayudar y que sólo tenían que esperar a dos de sus amigos, quienes arribaron en un vehículo color azul y los apuntaron con un arma de fuego para luego subirlos a la fuerza al automóvil y llevarlos a una vivienda, en donde los ataron de pies y manos y los torturaron para exigirles la cantidad de 80 mil dólares a cambio de su libertad y su vida.

La acción policial inició al atender una denuncia en la que fueron reportaron a siete personas privadas de su libertad en dicho inmueble. Al rescatar a las víctimas se encontraban amordazadas y arrodilladas. 

El 25 de julio de 2020, Israel Aarón M. V. fue detenido en flagrancia en una vivienda ubicada en el cruce de las calles Coronel S. Tavares y Mezquite, de la colonia

Francisco Villa, donde mantenían secuestrados a dos migrantes guatemaltecos, mismo delito por el que el 24 de septiembre elementos de la Agencia Estatal de Investigación adscritos a la Fiscalía de Distrito Zona Norte, detuvieron mediante una orden de aprehensión a su hermana Cinthia Esther M. V.

De acuerdo con las investigaciones, los dos presuntos “polleros” recibieron en esta frontera a las víctimas provenientes de Centro América, los cuales tenían la intención de llegar a los Estados Unidos de manera ilegal, pero fueron secuestradas y llevadas a unas tapias donde las tuvieron durante una semana mientras exigían a sus familias 4 mil 500 dólares para dejarlos en libertad.

Finalmente, las víctimas lograron escapar e informar a la Policía municipal y sus presuntos secuestradores fueron detenidos. 

En corto

-El Protocolo “Quédate en México”, conocido en EU como Migration Protection Protocols (MPP) y Remain in Mexico, es un programa del Gobierno de Estados Unidos, a través del cual las personas que solicitan asilo en ese país, en la frontera con México, deben esperar la resolución de sus casos en territorio mexicano

-Las personas solicitantes de asilo tienen que esperar fuera de Estados Unidos el tiempo que dure su procedimiento de asilo, presentándose a varias audiencias; el proceso puede tardar meses o años

-El 20 de diciembre de 2018, EU anunció este protocolo; ese mismo día, México emitió una respuesta indicando que “por razones humanitarias” se autorizaría

 “Quédate en México” en el país

-Se implementó formalmente 

el 25 de enero de 2019

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *