EJÉRCITO BRITÁNICO SE DESPLIEGA PARA HACER TEST A LOS MILES DE CAMIONEROS, LA MAYORÍA ESPAÑOLES, RETENIDOS EN LA FRONTERA POR LA NUEVA CEPA

A partir de este miércoles, el Ejército del Reino Unido ha comenzado a colaborar en la realización de test rápidos para detectar el SARS-CoV-2 a los miles de camioneros que se encuentran retenidos en las cercanías del puerto de Dover, principal enlace marítimo de Gran Bretaña con Francia.

Después del cierre fronterizo implantado por Francia el domingo por la noche, como consecuencia de la detección en el Reino Unido de una nueva cepa de coronavirus hasta un 70 % más contagiosa, se ha producido un caos donde aproximadamente 4.000 camiones, la mayoría de ellos conducidos por trabajadores españoles, han tenido que permanecer hasta dos noches durmiendo en sus vehículos al no poder atravesar la frontera hacia el continente.

Tras intensas negociaciones entre Londres y París, este martes por la noche se ha reabierto la frontera en los puntos cercanos al canal de La Mancha. Se ha autorizado el paso a ciudadanos franceses, británicos residentes en Francia y camioneros, siempre que se hayan sometido a una prueba de covid-19 con resultado negativo.

Se tardará varios días en descongestionar la zona

Para agilizar este testeo masivo, los soldados británicos están colaborando con el personal sanitario. La prueba utilizada arroja el resultado en tan solo 30 minutos y es comunicado a los conductores a través de un mensaje de texto en su teléfono móvil, con el que podrán cruzar el canal de la Mancha hacia Francia.

A pesar de la rapidez de la prueba y de la colaboración del Ejército del Reino Unido, se estima que se tardará varios días en descongestionar la zona, según ha afirmado el ministro de Comunidades, Robert Jenrick. Por su parte, el secretario de Estado británico para el Transporte, Grant Shapps, ha confirmado el comienzo de las pruebas y ha pedido que se evite viajar al condado de Kent, donde se encuentra el puerto de Dover.

Así, esta mañana se han dado algunas imágenes de pequeños enfrentamientos y tensión entre los camioneros y las fuerzas del orden, mientras los trabajadores denuncian que no se les está proporcionando información sobre la situación que sufren.

Se estima que en esta época del año entre Dover y Calais (Francia) pueden pasar hasta 10.000 camiones para transportar alimentos frescos y otras mercancías, por lo que la retención producida estos días podría dar lugar a desabastecimientos en los mercados británicos de algunos alimentos frescos.

La situación en el Reino Unido continúa siendo preocupante, después de que este martes el país alcanzara su pico de contagios de covid-19 en un solo día, con 36.804 casos y 691 muertes.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *